CyberBullying en Internet, Y nosotros como padres….. Qué hacemos?

Por Juan Gratacós

Redes, blogs, móviles, el anonimato en ciertos medios dan pie a un nuevo tipo de bullying que emerge con fuerza y que nosotros como padres debemos, una vez más, anticiparnos para que no nos coja el toro sino nos ha cogido ya.

Un artículo de Jan Hoffman en el International Herald Tribune del 6 de Diciembre pasado, nos muestra una vez más el problema de vivir a espaldas de los nuevos medios sociales y de  “pringar” en su desconocimiento por parte de padres que, tal como decimos en España, van con el “lirio en la mano”.

En su artículo, Jan Hoffman explica como Parry Aftab, abogado y experto en cyberbullying,   pregunto a 150 estudiantes de 1ero de ESO en el George Washington Middle School en Ridgewood, New Jersey cuántos de ellos habían sido víctimas de “cyberbullying”, la respuesta fue contundente, 68 de ellos levantaron la mano, más tarde preguntó, ¿Cuantos de vuestros padres saben cómo ayudaros? De los 68, solo 4 levantaron la mano.

Cyberbullying se define a menudo como el acoso repetido vía online, o vulgarmente como,  meterse, insultar o ridiculizar a un compañero, y en Internet, ese anonimato da alas a actitudes que en el patio del colegio no se atreverían jamás a afrontar. Y, Psicológicamente, de mucha más gravedad ya que en internet se atreven a mucho más, por cobardía y por estar “protegidos” por el anonimato.

Y como padres… ¿Qué problema hay?, Explica en el artículo, Russell Sabella, ex presidente de la “American school counselor association”, que los padres “no están tomando el tiempo y el esfuerzo para formarse y como resultado lo están pasando como responsabilidad al colegio, pero el colegio no es el que les ha dado a los niños el móvil ni el ordenador”, insiste Russell.

Se insiste continuamente en que los padres debemos formarnos en estos temas y no darle la espalda….“Porque me supera” pues sino serán nuestros hijos y las circunstancias las que nos superarán. Existen cursos, conferencias donde aprender y estar alerta y también debemos “meternos” en ese mundo analógico aunque nos pueda aburrir soberanamente pues sino conocemos las posibilidades existentes jamás sabremos los riesgos que nuestros hijos se puedan encontrar.

Otra posibilidad será  “espiar” a nuestros hijos, tal y como también comenta Jan Hoffman en su artículo que podemos bloquear websites, hacer seguimiento de nuestros hijos vía satélite a través d su móvil o lo que queramos, hay tecnología para esto y más, pero….. ¿Nos creemos que nuestros hijos no saben latín? Latín , griego y alguna que otra lengua muerta…. Cualquier medida que tomemos, nuestros hijos, más avanzados tecnológicamente que nosotros, sabrán “desmantelarlo”, dicho por el  profesor de psicología de la “California State University”, Larry Rosenno hay tecnología que pueda dar seguridad a tus hijos” y “nuestros hijos son lo suficientemente listos para sortear toda la tecnología que podamos utilizar” como asegura Dominguez Hills, escritor sobre temas de adolescencia y tecnología. Sin olvidar también la repercusión familiar generada si nuestros hijos se sienten monitorizados e invadidos sin su conocimiento, el poco dialogo que existiese acabaría por desaparecer.

La única solución está en los padres, con el dialogo, aprendiendo a escuchar empáticamente, para que así se abran, se sientan comprendidos, expliquen, y así sepamos cómo ayudarles. Internet y sus millones de posibilidades tienen que verse como un canal abierto pero familiar, no individual e inclusivo.

Por nuestra parte, como padres, formémonos, anticipémonos, compartamos y dialoguemos, así sacaremos lo mejor de ellos en este mundo tan abierto y lleno de inmensas posibilidades

Juan Gratacos(SdP)

3 comentarios
  1. Magali F
    Magali F Dice:

    Muy interesante! no basta con estar atento sino también en saber como actuar. Por motivos como lo que has escrito hemos montado algunos expertos en redes sociales http://www.internetparatodalafamilia.es, una web donde damos formación sobre las últimas redes sociales, seguridad, control parental, etc. Además, y un punto muy importante, no basta con que los padres sepamos donde se mueven los niños, sino que también los profesores deben estar a la última, son ellos los que pueden detectar a tiempo un problema en el colegio y en las redes que se mueve.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*