Conciliación Familiar y Laboral? Lo importante es el proyecto Vital!!!

Por Francisca Hernandez

Hablar de conciliación es un tema que nos lleva a ponernos como mínimo tensos porque conlleva muchos matices y aspectos familiares, económicos, emocionales, de ilusión y aspiración profesional buena…de armonía matrimonial y de un sin fin de perspectivas y proyectos en los que se pueden dar pocas reglas generales y siempre resolver sobre el caso concreto.

No entrare a tratar sobre el entramado político, social y empresarial de esta cuestión, al que dejo a mentes muy pensantes e inteligentes que llevan años, muchos años luchando por conseguir lo que se denomina “ empresas familiarmente responsables”

Yo quisiera aquí ceñirme al PROYECTO VITAL de cada matrimonio. La aspiración y la ilusión profesional es enriquecedora para la mujer y para su matrimonio y su familia. Pero mucho más importante es su FAMILIA. De tal modo que todo lo que haga desequilibrar y tensar esta PRIORIDAD  es muy peligroso.

Aquí chocamos con un gran escollo: hace falta que ambos cónyuges trabajen remuneradamente hoy en día para poder sacar adelante a la familia…a la “gran familia” que queremos tener. Y no puede caerse en el idealismo y en discursos sin sentido porque “primero vivir y luego filosofar”

Pues bien partiendo de esto, cada matrimonio ha de pensar que quiere y que puede hacer para poder combinar el trabajo, con la vida familiar, sin excesivas angustias, estrés….es decir con una cabeza tranquila en la medida de lo posible.

Ya dije antes que en mi opinión las reglas generales son POCAS Y CLARISIMAS: sentido común y adaptarse a los diferentes tiempos que cada uno tiene que vivir.

*no caer en el derrotismo ni victimismo cuando uno no pueda alcanzar la meta que hubiera querido tener,.. Cuantos por alcanzar esa meta han dejado trozos de vida por el camino.

*la teoría del muelle, es decir, adaptarse a la edad de los hijos. No es lo mismo tener niños pequeños que requieren mucho trabajo, pero que nos podemos dejar AYUDAR en muchos momentos. .. que adolescentes y demás edades en los que la madre y el padre son ya insustituibles.

*invertir a largo plazo. La vida laboral tiene una duración media de cuarenta años. Pensar con calma y paciencia en proyectos que tengan futuro.

*no cabe duda de que hay trabajos y trabajos. No es lo mismo dirigir que ejecutar. Ni ser jefe y tener jefe. Ni ser dueño de tu horario o cumplir un estricto horario en la oficina….trabajar por cuenta propia o a sueldo ….en fin…unos trabajos exigen mucha inversión, riesgo, tiempo de crecimiento y otros son mas a corto plazo.

De cualquier modo no se trata de trabajar  menos sino de trabajar mejor. Horarios razonables que permitan conciliar la vida.

La persona que tiene menos conflictos trabajo –familia no es la que tiene menos hijos, menos trabajo…sino la que tiene UNIDAD DE VIDA. Y tiene la misma vida en la oficina, en casa y en su entorno personal.

Ya para acabar solo recordar, que el trabajo enriquece a la persona y a la familia y viceversa. Pero en este difícil malabarismo hay que cuidar de que no se caigan las piezas….sabiendo que la pieza más valiosa es LA VIDA DE FAMILIA.

Francisca Hernandez, Registradora y madre de familia numerosa

1 comentario
  1. ana maria
    ana maria Dice:

    Además de una conciliación de la vida laboral y de la vida familiar es necesario una conciliación de los horarios escolares con los laborales

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*