Hombres vs Chicos

Por Mariette Ulrich

“¿Dónde están los hombres buenos?“, Pregunta el título de un ensayo de Wall Street Journal adaptada del nuevo libro de Kay Hymowitz,Manning up
¡¡Olvídate de hombres  “buenos”!! – ¿donde están todos los hombres? Punto. La sociedad contemporánea occidental está invadida por meros “chicos“, a quien la Sra. Hymowitz describe como vividores eternos en una era post-adolescente, pero “en una edad pre adulta

¿Quién decía que era una fase de la vida?, sin importar que un hombre podría pasar una gran parte de su vida en ella?
En 1970, sólo 16% de los estadounidenses entre 25 a 29 no se había casado, y hoy eso es cierto en un escalofriante 55% en este grupo de edad. En los EE.UU., la edad media del primer matrimonio ha estado subiendo hasta los 30 (punto que ya ha sobrepasado en gran parte de Europa.)


Al igual que los adolescentes en el siglo XX, hoy los pre-adultos están en lista de espera para la edad adulta. Los especialistas en Marketing y creadores de la  cultura en general,  ayudan a promover esta etapa pre-adulta como un estilo de vida.

¿Le duele a  la sociedad si los chicos no crecen? ¿País de Nunca Jamás?
Para los pre-adultos de hoy, “lo que haces” es casi sinónimo de “quien eres”, y comenzar una familia rara vez es parte de esta imagen deseada.
Pero el no acabar con el “Nunca jamás” es fundamental para este estilo de vida.
Los hombres jóvenes de hoy se entretienen en  los canales por satélite tipo, Comedy Central, el Cartoon Network y Spike, cuyos shows reflejan las preferencias de los adolescentes varones y tienen un target de público masculino. Ellos ven películas con actores con rol de muchacho inmaduro como Steve Carell, Luke y Owen Wilson, Jim Carrey, Adam Sandler, Farrell y Seth Rogen, animan los shows de coches accidentados,  o  aprecian sucios chistes, bromas soeces sobre pechos y  entrepiernas, competiciones salvajes de cervezas y otras bromas de mal gusto de fraternidad “macho”. Los Estadounidenses (y también europeos) siempre habían sorprendido a los  extranjeros como juveniles, incluso infantiles, en su energía y optimismo. Pero esto ya es  demasiado!!!
¿Qué explica esta superficialidad pueril? Yo lo veo como una expresión de nuestra incertidumbre cultural sobre el papel social de los hombres. Ha sido una regla casi universal de la civilización que las niñas se convertían en mujeres simplemente por haber alcanzado la madurez física, pero los niños tenían que pasar una prueba. Tenían que demostrar coraje, fuerza física o el dominio de habilidades necesarias. El objetivo era demostrar su competencia como protectores y proveedores. Hoy, sin embargo, con las mujeres avanzando  en nuestra economía actual, los maridos y los padres ahora son opcionales, y las cualidades de los hombres con carácter, anteriormente necesarios para desempeñar sus funciones como la fortaleza, el estoicismo, el coraje, la fidelidad, son  hoy obsoletos, incluso embarazosos.

La cuestión es; ¿qué o quién hace de estos atributos obsoletos o embarazosos? Hymowitz cita principalmente factores económicos, y especialmente, la participación al alza (algunos dirían dominante?) de las mujeres en todas las esferas de la vida pública, el título de su libro lo sub titula “Como el auge de las mujeres ha convertido a los hombres en niños”

No he leído el libro, pero basándome en el título del libro creo que debería ser algo más especifica. Yo discutiría que no es el auge de la mujer, sino del feminismo y de los principios feministas a los que hay que culpar. El feminismo no ha hecho ningún favor a la sociedad si ha erradicado a los hombres de verdad sustituyéndolos por una generación de Peter Pans– en otras palabras- más niños a los que las mujeres maduras deban cuidar

Hymowitz:

Los adultos debían ser los que tomaran labores principales de la economía y la cultura. Para las mujeres los papeles solían ser el manejo y distribución del día a día para el crecimiento de una nueva generación, para los hombres, se basaba en la protección y aprovisionamiento para la mujer y los hijos, si seguías el guion te convertías en un guardián temporal del orden social hasta tu vejez.

Es un tema básico de justicia  para las mujeres el tener libertad financiera, política y educativa e igualdad, pero el feminismo sobrepasa este punto en detrimento de ambos sexos. El feminismo no solo ha emasculado a los hombres, sino que (paradójicamente) han denigrado a la mujer, atacando el matrimonio y la maternidad y haciendo la licencia sexual, como un hito de igualdad y liberación (algo que nuestras sufragadas madres no hubiesen ni imaginado en sus sueños más salvajes)

Un comentarista online de este articulo, consideraba que no es el “resurgir” de la mujer sino más bien la caída de moral colectiva (lo señala como “virtud fácil”) lo que hace, crecer, (en el sentido de compromisos familiares y de pareja) poco apetecible para los hombres…er…Chicos

Relativamente numeroso (libre de responsabilidades familiares, y entretenido por un sinfín de programas devotados a sus placeres más básicos), el hombre soltero puede vivir en una “maravillosa” pocilga (y generalmente lo hace)

El problema es que alguien tiene que hacer el papel de Wendy, pero Wendy se cansa de cuidar a niños perdidos.

Las mujeres pueden aguantarlo  durante un tiempo pero, después por miedo o asqueo se rinden de la idea de tener marido e hijos, o simplemente se van a un banco de esperma a buscar el DNA sin necesidad del hombre problemático, pero estas decisiones racionales de las mujeres solo hacen que legitimar la atracción de los hombres al sofá. ¿Por qué deberían crecer? Nadie los necesita de todas maneras! No hay nada que puedan hacer!

El título del libro de  hymowitz, les dice que SI hay algo que puedan hacer;  (man up) Arriba hombres!!.Pero quizás necesiten buenos hombres (de esos que todavía hay) para enseñarles como se debe hacer, y francamente algunas buenas mujeres merecen que se haga.

Mariette Ulrich (Editado en Mercatornet.com)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*