Quién debe mecer la cuna de nuestras familias?.

Por Sara Perez- Tome

¿Tenemos el derecho y el deber de “sindicar los valores familiares” que nos ayuden de verdad? Sí lo tenemos pero depende de cada uno de nosotros, precisamente esa es también nuestra responsabilidad.

En los últimos 15 años, y más bien  deprisa que poco a poco, nos han ido desvalijando tanto  el cajón de la ropa interior como el monedero, es decir nuestra intimidad y nuestra economía.  Sin querer y por falta de reflexión nos hemos dejado vaciar de contenido nuestros “tesoritos” educacionales y familiares.

Quizás por falta de tiempo, quizás por miopía de no saber ver  lo que en el transcurso del tiempo podíamos perder, quizás por abuso de confianza en los que mandan porque les hemos votado todos… Lo que está claro es que hemos entrado de lleno en un” sistema de Apartheid” sobre las estructuras familiares, tan radical como “el racismo” que se vivió en Sudáfrica hasta la llegada de  la rebelión de Mandela y sus seguidores. Hoy más que nunca necesitamos la unión de las familias a través de una organización, que no sean ni  las  Ong´s,  ni los lideres políticos con sus programas electorales.

La unión de las familias se debe “sindicar” de manera -independiente-  para que Los padres seamos capaces -urgentemente- de  delegar en alguien que crea y entienda  profundamente en LA FAMILIA Y SUS CIRCUNSTANCIAS.

Hoy más que nunca necesitamos ideas para poner en marcha equipos de personas que:

1.       no trabajen desde el individualismo sino desde la necesidad de entender y servir a la Familia Tribal (La agrupación en tribus es la mejor manera de crecer unidos por los mismos valores.)

2.       que no tenga intereses particulares ni partidistas. Tampoco debemos querer formar otro partido político que utilice nuestros votos para captar votos de gente buena y sana.

3.       que quien nos represente entienda PIENSE DE MANERA DIFERENTE A LO POLÍTICAMENTE CORRECTO movido solo por índices de audiencia o en clave de  rentabilidad.

4.       NO necesitamos que entiendan  NI DE JUSTICIA NI DE DEMOCRACIA NI SIQUIERA DE IGUALDAD. De eso YA NOS LO DAN O NOS LO QUITAN LAS LEYES A CAPRICHO DE LOS POLÍTICOS Y SU IDEOLOGÍA. No necesitamos de estos conceptos por que los conocemos y son insuficientes para vivir en armonía familiar, nuestros valores SI que  se basan principalmente  en el respeto y el apoyo mutuo y entonces surge nuestra peculiar forma de manejarnos entre nosotros y con nuestros hijos:

§  En familia no hay DEMOCRACIA: Porque no todos están obligados a  aportar siempre por igual, ni todos reciben por igual sino que solo se le da más al que más lo necesita.

§  En familia tampoco hay JUSTICIA: Porque el que menos se lo merece es el que más nos necesita.

§  En familia no hay IGUALDAD: porque todos somos diferentes pero complementarios y vivimos la unidad desde la diferencia sin que ello tenga que ser motivo de enfrentamientos.

Antropológicamente hablando los sentimientos de familia son anteriores a la civilización, la industria y las leyes. El hombre no sólo  es SOCIABLE por naturaleza sino que en grupo es también AMABLE, por naturaleza. Cuando alguien sólo o en grupo deja de ser amable tiene un problema que resolver a solas o con los que más le quieren por lo que es, TU FAMILIA. Ya que los que le quieren por lo que tiene no van a mover un dedo por él.

Las leyes están llenando nuestros hogares de soledad e infelicidad y donde sólo tienen espacio el  mando a distancia, una nevera con “los caprichos de mamá” y una ducha caliente  sin tiempo límite de consumo. Lo mejor de nosotros lo dejamos para la calle y los CONOCIDOS-AMIGOS,  que te quieren por tu belleza, tu juventud, tu Ipod,  tu nuevo coche, o tu VISA.

REINVENTEMOS LA FAMILIA NATURAL Y ESTABLE BASADA EN VALORES INVISIBLES. DONDE UNO ELIGE LIBRE Y RESPONSABLEMENTE UN AMOR PARA TODA LA VIDA DE FORMA MADURA Y RESPONSABLE.

Empecemos desde ya a elaborar juntos pero desde nuestra familia un listado con los   principios que creamos necesarios aunque sean  diferentes a los que nos dicta la ley. Principios que de verdad nos ayuden a ser felices, y que nos hagan estar más unidos en cuerpo y alma a los nuestros, que no  destruyan la esencia misma de lo que somos y hacia dónde vamos, que nos ayuden a conocernos y comprendernos mejor desde nuestra familia de origen.

Se admiten sugerencias, el buzón está abierto para empezar una nueva andadura que refuerce nuestro rol de padres  y nuestra familia. Y luego que digan lo que quieran las leyes, no nos importa. Cuando una ley no se usa se puede derogar por falta de uso. Empecemos por saber que es lo que no queremos y elijamos lo que sí es bueno para todos no solo para unos pocos.

SABER ES PODER, UTILICEMOS LA RED PARA CONSEGUIR SIN MIEDOS NI COMPLEJOS – NUESTRO SINDICATO DE PADRES –

ESTAMOS A VUESTRA DISPOSICIÓN PARA SACAR A LA LUZ  LAS  EXPERIENCIAS MÁS ÍNTIMAS, YA QUE  PUEDEN SERVIR A MUCHOS PARA  EMPEZAR A PONER  ORDEN EN NUESTRO TRASTERO FAMILIAR.

LA FAMILIA SOMOS TODOS Y SOMOS MÁS DE LOS  QUE PARECE, LOS QUE LA DEFENDEMOS

Por Sara Perez- Tome

(http://www.sophya.es)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*