Control de la natalidad Adolescente y sus desafortunadas consecuencias

Por Carolyn Moynihan

Hace una década, los expertos en salud pública y los profesionales de salud de primera línea convencieron al gobierno del Reino Unido que el  fácil (libre, sin receta médica) acceso a la píldora del día después provocaría un descenso de las tasas de embarazos en la adolescencia. No lo ha conseguido, y además  ha contribuido a aumentar las infecciones de transmisión sexual entre adolescentes.

Esas son las conclusiones de dos economistas de la Universidad de Nottingham University Business School, publicado recientemente en el “Diario de Economía de Salud”. Los profesores David Paton y Girma Sourafel utilizaron datos de la Oficina de Estadística Nacional y  de la Agencia de Protección de la Salud en los años 1998 a 2004 para probar las resultados de la estrategia del Gobierno para los embarazos en la adolescencia, en particular para los fármacos de “emergencia de control de natalidad y abortivos, como la píldora del día después”.

El resultado:

“Se encontró que los programas de “medidas de emergencia” no tuvieron ningún efecto en la reducción de las tasas de embarazos en adolescentes y hasta evidenciaban pequeños aumentos en el número de éstos

“La presencia de un régimen de métodos de “emergencia “ o “píldoras del día después” en una contexto local está vinculada a un cinco por ciento de aumento en infecciones de transmisión sexual en el grupo de menores de 18 y un 12% de alza en menores de 16 años”.


Y los investigadores advierten que las cifras de infecciones de transmisión sexual son sólo para las personas diagnosticadas en las clínicas, y no el  número total de infecciones, que en algunos casos puede ser demoledora. El Profesor Paton toma nota de la triste, pero por ahora la verdad conocida:

“Nuestro estudio muestra cómo las intervenciones del gobierno en ocasiones puede conducir a consecuencias no deseadas. El hecho de que las enfermedades de transmisión sexual diagnosticadas aumentó en zonas con regímenes de métodos de “emergencia” o píldoras del día después”  se plantean cuestiones sobre si estos regímenes representan el mejor uso del dinero público.”

Estas “Desafortunadas consecuencias no intencionales”, harán, por supuesto, socavar cualquier régimen que den  por sentado la actividad sexual de los adolescentes y no se preocupen por el daño moral y psicológico que está haciendo a la gente joven, incluido  el costo social que supone.

Carolyn Moynihan (Editado en mercatornet.com)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*