El negro futuro de la TV

Por Sergio Martínez

Acabo de leer un artículo de Business Insider en el que se predice la muerte de la TV, tal como la conocemos, en 5 años, pasando a formar parte del cementerio ilustre de tecnologías con ejemplos como el fax, la fotografía “analógica”, los videoclubs o el teléfono fijo en muchas casas.

Hace ya un par de años que discutía, con un profesor de IESE esta posibilidad: que internet reemplace claramente el tiempo que dedicamos, pasivamente, a “contemplar” la TV. Y eso ya ha pasado con nuestros jóvenes. No hay más que verlos, con un portátil, un iPAD o, últimamente, con un Smartphone (más de las mitad de las interacciones que se producen en redes sociales YA son desde un dispositivo móvil).

Lo cierto es que, personalmente, salvo contadas excepciones (de hecho, la mayoría de las veces los acabo viendo desde internet, por no poder visualizarlo cuando emiten el nuevo episodio) como las noticias o alguna serie, cada vez veo menos la TV. Y creo que eso, a medida que desciendes en la pirámide de edad, es más acusado.

Dice el artículo de Business Insider que 1 de cada 3 casas en USA no tiene línea fija. Eso tiene una implicación enorme allí, dónde la TV llega la mayoría de las veces por cable. Aquí no es así, y el cambio de la TV analógica al TDT ha alargado un poco más la agonía, y acrecentado el negocio económico por complicar el reparto del pastel publicitario (menguante por la crisis).

¿Y qué opciones hay para ver TV en internet? Pues cada vez más (además de las genéricas tipo Hulu, Netflix o youtube): las propias cadenas están haciendo una apuesta muy seria, y cómo decía, yo ya veo cada vez más la TV en internet y no en su formato original… Cuándo puedo y cómo quiero. Y gratis. Y participando (mucha gente vía twitter). Esto está cambiando, y muy rápido…

Sergio Martínez, Electrical Engineer (UPC) and MBA (IESE). Regional Sales Channel & Partners Manager in Colt Technology Services(http://www.colt.net) and also Advisor of IBBUG (International Blackberry Users Group), Chapter in Barcelona

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*