Un Regalo

Por Catherine L’Ecuyer

El asombro de la persona ante la naturaleza tiene consecuencias deseables, tanto para la naturaleza como para la persona.

Por un lado, no hay mejor manera de preservar la naturaleza que experimentar su grandeza, a través del asombro ante su belleza. Eso nos dice Rachel Carson, inspiradora del ecologismo, en su libro El Sentido del Asombro, traducido y prologado por mi querida amiga María Ángeles Martín.

Y la naturaleza también repercuta positivamente sobre el hombre, nos dice Miguel-Ángel Martí García en su libro La Admiración: “No es bueno moverse siempre dentro de las medidas humanas, porque terminamos creyendo que es el único mundo existente. Y esto no es verdad. Están los cielos, los espacios siderales, los océanos, todo un territorio que con su dimensiones que nos está queriendo decir algo. Pero para poder escuchar, es necesario atender (en el sentido de admirar). Ese es el problema, que no escuchamos.”

Os regalo un video con el que me emocioné. Sencillamente precioso. Gracias a Dios, quedan muchos maestros que saben educar en el asombro, para que nuestros hijos caigan en asombro ante lo irresistible de la Belleza… bajo el título Un Regalo… por que lo es…

regalo

Por Catherine L’Ecuyer

Publicado en: Apego y Asombro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*