Lo absurdamente incompatible

Por Catherine L’Ecuyer


Esta semana, os presento 2 puntos de vista absurdos en sí, y absurdamente incompatibles entre sí. Sin embargo, con esos paradigmas se educan a muchos niños.

Primero, una cita muy buena sobre un tema que se repite ad nauseam en el ámbito escolar, hasta parece que aquello se haya convertido en el principio y el fin de una buena educación: la creación de los “hábitos”, para adelantar etapas. “El hábito de trabajar” con 3 años, “el hábito de hacer los deberes” con 5 años, etc.

“Lo que se observa a lo largo de todo el sistema de enseñanza es un adelanto de los métodos propios de determinadas etapas, a edades más tempranas, “para preparación” o “para crear hábito”.Pues bien, tanto por los fines, como por los resultados, es obvio que es una estrategia equivocada. (…) ¿Tendría algún sentido que exija a mis hijos que comiencen a presentar la declaración de la renta a partir de los catorce años? NO, pero podría justificar que de esa manera comienzan a desarrollar el hábito. Con el objetivo de desarrollar hábitos de conducta, también podría aconsejar a mis hermanos, ya casi todos mayores de cincuenta años, que comiencen a vivir en residencias de ancianos. Así cuando les toque, ya están acostumbrados. Cada edad, cada etapa, tiene unas necesidades particulares y debe tener unos métodos de enseñanza que le sean propios. Adelantarlos NO es mejorar el sistema.” (Nacho Calderón)



El año pasado vi un cartel en un cole que   hablaba del “hábito de descansar”. No sé si pronto hablarán del hábito de estornudar o de bostezar. Parece que todo, hasta el último detalle de la infancia, tiene que ser pautado y regulado. ¡Qué poco entendimiento de lo que es un niño! Hemos perdido de vista quienes somos y como es nuestra naturaleza.

Segundo, una viñeta de FARO que describe     en qué consiste el tiempo de vacaciones para muchos de los niños hoy en día. Una vez desaparecen las pautas de un niño hiper pautado, llega el desorden, el apalancamiento y la disidía. Buen indicador que los hábitos “inculcados” y sin sentido, no son sostenibles en el tiempo…


Os deseo un mes de julio rico en tiempo y en actividades bellas, que respeten las etapas y las necesidades de vuestros hijos. Un abrazo!

Por Ctherine L’Ecuyer

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*