Los riesgos de YouTube para los menores

Por David Cortejoso

Hoy en día, somos muchos los padres que, quien más o quien menos, en ocasiones utilizamos las nuevas tecnologías para que nuestros hijos se entretengan un rato. Cuando vamos a tener que hacer una cola o estar en una sala de espera, cuando vamos a un bar o a una comida con los amigos, si estamos en casa y necesitamos hacer las tareas del hogar, etc.

Uno de los servicios que más utilizamos, además de las aplicaciones de juegos de la tablet o del móvil, es YouTube. Como bien sabéis, YouTube es el portal de Internet que cuenta con mayor número de vídeos a nivel mundial. YouTube es un buen aliado tanto para la docencia como para el entretenimiento, tanto en menores como en adultos, ya que existe una grandísima variedad de vídeos y de temas al alcance de cualquiera.

YouTube logoCreative Commons License Rego Korosi via Compfight

YouTube y los riesgos para los menores

Los usuarios pueden cargar sus propios vídeos en YouTube, ver los publicados por usuarios de todo el mundo y hacer comentarios sobre ellos. Este sitio puede ser usado de forma positiva por niños que buscan una salida a su creatividad y puede darles un público para los vídeos que han creado.

Sin embargo, YouTube no es un sitio web indicado o adecuado para menores de 13 años, tal y como marca el propio YouTube. Nadie debería abrirse un canal en YouTube por debajo de los 13 años. Pero el peligro no solo radica en abrirse un canal por debajo de los 13 años para poder subir vídeos propios, compartirlos, comentarlos, etc., radica en que la visualización de vídeos es libre para cualquier edad, y esto es peligroso para los menores por varias razones.

– Los menores pueden dar información personal, y de su entorno sin darse cuenta de que lo hacen, tanto en sus vídeos como en comentarios, con la consiguiente pérdida de privacidad. La imagen es un dato personal muy importante del que se puede “sacar” mucha información que en manos inadecuadas puede ser peligrosa para el propio menor. En este sentido tenemos casos de ciberacosadores, grooming, estafadores, etc.

– Pero quizás el mayor de los peligros de YouTube para los menores, a los que se les deja al frente de la pantalla sin ninguna supervisión por parte de los adultos, es el contenido inapropiado.

YouTube y el contenido inapropiado

El mismo YouTube reconoce que sus filtros no son seguros al 100 %, pero que es mejor optar por configurarlo en el modo de seguridad. Para poder hacerlo en vuestros navegadores, os dejo el siguiente enlace donde viene explicado paso a paso: modo seguridad de YouTube.

Actualmente se suben a YouTube más de 100 horas de vídeo cada minuto, es decir, más de cuatro días de grabaciones de vídeo al minuto. Por otro lado, cada mes más de mil millones de personas, o casi 1 de cada 2 internautas, acuden a YouTube a informarse, responder preguntas o pasar un rato de ocio.

Es muy sencillo que se cuelen vídeos con contenidos no aptos para menores (o para cualquiera), a pesar de los filtros y de las medidas que toma YouTube para evitarlo. Por poneros algún ejemplo del tipo de vídeos que un menor sin supervisión puede encontrarse en YouTube tenemos los siguientes:

– Hay vídeos erótico-pornográficos de todo tipo, y no tenéis que buscar más que un poco para poder encontrar algunos, de esto no os pongo ejemplos ya que es muy sencillo encontrarlos.

– Al margen de la omnipresente pornografía en la Red, tenemos vídeos no aptos para menores de todo tipo en YouTube. Quizás los más peligrosos y llamativos, son las modas que, generalmente nos vienen de otros países, y que están protagonizados por adolescentes en su mayoría. Modas que ponen en riesgo la salud de aquellos que los graban y de aquellos que los reproducen. Ejemplos hay muchos:

. El famoso balconing, con el peligro que conlleva, os dejo un ejemplo que pone los pelos de punta por lo cerca que está de no acertar con la piscina: balconing.

. Vídeos de cafradas como es el caso del “chocking game”, en el que los jóvenes se aprietan el cuello para provocar una asfixia y perder el conocimiento con el único objetivo de experimentar esas sensaciones. Podréis entender el peligro que esta práctica tiene. Un ejemplo (aviso de la aversión que pueden producir las imágenes): chocking game

.  Knockout game, esto ya es indefinible. Vídeos de cómo por la calle le dan un puñetazo unos jóvenes en la nuca a alguien que va desprevenido para nockearlo. Un ejemplo (imágenes muy crueles): knockout game

.  Ingesta de canela, harina, tabasco y otras “estupideces”… Un ejemplo: ingesta de harina y canela. Especialistas en medicina llevan tiempo advirtiendo sobre los riesgos para la salud que conllevan prácticas como esta. La ingesta de canela puede causar asfixia, colapso pulmonar o irritación de garganta y puede dar lugar en los tres meses posteriores a enfermedades como la fibrosis pulmonar –la biorresistencia de las fibras de celulosa que componen la canela hace que no se disuelva en los pulmones. Por su parte, la inhalación de preservativos conlleva riesgos de rotura del material,  pudiendo quedar un pedazo en el orificio, o hasta de obstrucción pulmonar.

.  Inhalación de preservativos o “Condom challenge”. Sin comentarios, un ejemplo: Condom challenge.

.  Vídeos proanorexia, en el que nos dan consejos sobre cómo adelgazar muy rápido, recetas, fromas de vomitar sin ser descubiertos, purgantes… No pongo ejemplos pero los podéis encontrar sin problemas.

.  Vídeos de robos, actos vandálicos, peleas… Un ejemplo: robando un cajero.

.  Bullying y peleas entre menores. Un apartado en mi opinión especialmente cruel. Por desgracias es una moda que no para entre los menores, grabarlo y subirlo a YouTube. Un ejemplo: Pelea entre chicas.

Por desgracia la lista no termina aquí: abusos, organizaciones neonazis, videotutoriales de cómo cometer fraudes telemáticos, construir explosivos, vejaciones sexuales… Prefiero no seguir.

Ahora es cuando viene la pregunta ¿aún consideras seguro dejar as tu hijo sin supervisión delante de YouTube para que se entretenga un rato?

Tenéis más información sobre los recursos que YouTube ofrece para los padres en el siguiente enlace: recursos para padres, y también una guía sobre la configuración de la privacidad y de la seguridad.

David Cortejoso en Cómete la Sopa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*