Cortometrajes que inspiran: “Easy life” (Vida fácil)

Un post muy elocuente de Gestionando Hijos sobre cómo proteger a los hijos puede acabar siendo una equivocación.

easy-life

Este cortometraje, producido por el Ringling College of Art and Desing cuenta la historia de una niña que descubre que una muñeca mágica le hace los deberes. Y claro, se aprovecha de la situación mientras ella juega con su videoconsola. ¿Qué pasará?  Un cortometraje que seguro que querrás compartir con tus hijos y te hará reflexionar acerca del valor del aprendizaje, del motor vital que es la curiosidad, de por qué la vida fácil es menos vida (como diría nuestro gran amigo Fernando Botella) y de los efectos que puede tener en nuestros hijos la sobreprotección.

Antes de destripar el potente mensaje del corto, ¿por qué no lo vemos? ¡Dentro vídeo!

Y es que aprender, enfrentarnos a retos, conectar con personas reales y tener curiosidad e interés por lo que nos rodea nos hace crecer, superarnos, ser mejores y, en definitiva, vivir. Sin embargo, aislarnos con una pantalla, perder la curiosidad y el interés, en definitiva, apostar por un ocio que no enriquece sino que empobrece, nos hace más pequeños, menos vivos, menos interesantes… Un gran mensaje para esos hijos que no quieren aprender y quieren una vida fácil, ¿no creéis? Y es que, como nos dijo Fernando Botella en una genial ponencia, “la vida es chula porque es incierta, no es segura”, es decir, no es fácil.

Y podríamos decir más aún, y este mensaje es más para nosotros, padres y madres: si nuestros hijos (o nosotros mismos, claro) dejan (u obligan) a alguien que haga las cosas por ellos, se pierden ese aprendizaje, esa oportunidad para superarse, para mejorar, para sentirse más vivos. Es decir, la sobreprotección (que es hacer por nuestros hijos lo que ellos son capaces de hacer, por miedo a que sufran o porque desconfiamos de sus capacidades) les envilece, les incapacita y les hace más pequeños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*