angelita

Nativos y recién llegados, condenados a entenderse

Por Angeles Montuenga en: En mi contra

angelita

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado viernes asistí a una mesa redonda organizada por el Sindicato de Padres  en la  UIC ( Barcelona).

Presentes en la mesa:

El tema elegido : la escuela del sigloXXI.
O lo que es lo mismo, ¿ El planteamiento académico actual forma adecuadamente a los profesionales del futuro?

Si algo me quedó claro fue que la aparición de las nuevas tecnologías ha supuesto una revolución socio cultural tan importante o más que la que en su día supuso la de la imprenta. Y que éstas son tan solo herramientas, no objetivos. Simples instrumentos para abordar de un modo nuevo la información, la comunicación y la aventura del aprendizaje. Un modo eficiente pero un modo incompleto.

Las nuevas tecnologías están al servicio de la vida, no al revés.Lo virtual necesita de lo real.
Los nativos y los recién llegados deben ayudarse mutuamente a no perderse entre esos dos mundos. Sabiendo que esta generación tiene características muy distintas a las anteriores.

Para empezar procesan la información de un modo fragmentado, superficial. Eso obliga a los educadores  a hacer un esfuerzo mayor por  adentrarles en el camino esforzado de la reflexión y la elaboración de criterios propios. En la mesa se habló con acierto de “seducir para enseñar”.

Leer más

Padres y Abuelos: cinco cosas que sus hijos-nietos agradecerán.

Por Carlos Pajuelo

Hace unos días me encontré con una antigua alumna mía que iba de paseo con su niño de dos años y con su madre. “Mira mamá, este es Carlos Pajuelo, que fue profesor mío en la Universidad y es el que escribe el blog para padres en el periódico Hoy”.  La madre me plantó dos besos mientras me decía  con un tono irónico y mirando de reojo a su  hija, “Hijo, pues a ver si escribes en el blog ese que los abuelos no somos tontos y que si hemos sabido criar a nuestros hijos  igualmente sabemos criar a los nietos”. Mientras su hija escuchaba a su madre, se mordía los labios con un gesto de resignación  para, nada más callarse su madre, replicar  “también puedes escribir un artículo sobre los abuelos que se creen que sus hijos son tontos y no saben educar”. En estas situaciones siempre es cuando imagino que si hubiera sido fontanero esto no me hubiera pasado.

Por muchas y diferentes razones de tipo social, laboral, económico, etc., los abuelos cada vez juegan un papel más importante en la educación de nuestros hijos. En muchas familias son los abuelos los encargados del cuidado de los nietos mientras los padres trabajan. Este nuevo rol de abuelos conlleva la implicación de éstos en las tareas educativas. Por todo esto es muy normal que en esta situación puedan darse roces entre personas que tiene en común el amor que profesan por el hijo-nieto pero que pueden tener diferentes o muy diferentes opiniones en cuanto a la manera de plantearse la educación.

Leer más

Cuidado con la tablet o el smartphone en el cuarto de baño

Por

La relación de los menores con la webcam del ordenador no siempre es inofensiva, y puede conllevar más de un quebradero de cabeza. En la mayoría de los casos la webcam aparece ya integrada en los portátiles que permanecen todo el día presidiendo los escritorios de sus habitaciones. Este pequeño agujerito en la parte superior del ordenador, que muchos aun no utilizan, puede convertirse en uno de sus mayores problemas…

En los talleres que realizamos en centros escolares, nos encontramos en ocasiones con adolescentes que afirman utilizar la webcam como “herramienta de seguridad”. Cuando les preguntamos por esta cuestión, la respuesta suele ser la misma: “me permite chatear con alguien siendo consciente de que es quien dice ser. O al menos que es cómo dice ser… Si aparece un señor de 45 años diciendo que es una chica de mi edad lo veo enseguida”. Inocentes… Con todos sus conocimientos de nativos digitales, muchos menores no saben que en internet circulan programillas que permiten grabar las imágenes obtenidas por la cámara y revertirlas en la conversación siguiente. Es decir: un señor de 45 años podría chatear con una niña de 13 años haciéndose pasar por un menor con su webcam estropeada. Podría grabar fácilmente las imágenes de la niña tecleando y saludando. Después repetiría la misma operación con un adolescente de 14 años, pero en esta ocasión le proyectaría el vídeo grabado anteriormente, de tal forma que este menor estaría viendo en su monitor a una niña de 13 años… Así es: lejos de ser una herramienta de seguridad, la webcam es una buena forma de engañar a alguien.

Leer más

Mesa Redonda: el colegio del siglo XXI


Estamos encantados de invitaros a la Mesa Redonda sobre educación digital de los niños y de los adolescentes en el uso de las pantallas, con el título “El colegio del siglo XXI”.

El objetivo de la mesa redonda es contrastar opiniones sobre los modelos educativos actuales y los que se están poniendo en marcha, valorar si se adaptan a los profundos cambios que las nuevas tecnologías conllevan en los procesos de aprendizaje.

La forma de aprender de los niños está cambiando rápidamente. Es mucho más superficial y más dispersa y el reto al que nos enfrentamos padres y profesores es importante, puesto que la educación y los colegios del futuro deberán saber adaptarse a las nuevas circunstancias.

Pensamos que es interesante conocer las opiniones de diferentes expertos sobre las últimas tendencias en educación y tecnología y debatir sobre ellas.

Os esperamos en la Facultad de Educación de la UIC, el jueves 30 de octubre a las 19h.

Personas, no productos

El blog de Enrique Dans

Todo parece indicar que estamos viviendo el inicio de una cierta transición entre modelos de negocio basados en la publicidad segmentada y otro tipo de alternativas con otra filosofía, más basadas en producto o en una cierta concepción humanista.

Al clarísimo énfasis puesto por Apple en su última presentación de productos en las garantías de privacidad reales a la hora de maneja la información de salud o al “no somos Google, vivimos de vender productos, no de vender información de nuestros clientes“, se une ahora el incipiente desarrollo de una nueva propuesta de red social, Ello, basada fundamentalmente en una definición negativa: no queremos ser Facebook. Por el momento en beta cerrada y, si logras entrar, con apariencia de pueblo fantasma o sitio completamente despoblado, Ello incide en la idea de que los usuarios somos personas, no simples targets que una serie de anunciantes esperan caracterizar en función de sus movimientos, como si fueran ratas de laboratorio metidas en un laberinto y toda la actividad que desarrollasen fuese en realidad el pretexto para administrarles publicidad segmentada.

Piénsalo: Facebook o Google son empresas cuyos productos pueden gustarte más o menos, pero en las que la totalidad del modelo de negocio se basa en estudiar tu comportamiento. Qué buscas, dónde estás, con quiénes hablas habitualmente, qué tipo de cosas te llevan a hacer clic o a no hacerlo, qué temáticas te hacen quedarte más tiempo o te incitan a comentar… en el fondo, estás ahí, metido en un bote de cristal, siendo estudiado con una lupa, sometido incluso a experimentos para manipular tu estado de ánimo, y todo con el fin de poner delante de tus ojos la publicidad adecuada.

Leer más

Teaching your kids to be happy

BY TAMARA RAJAKARIAR. Mercatornet

Let’s face it – kids are meant to be happy and full of life, but all too often these days we come across little ones that are sulky, moody, and just keen to get back on their mum’s iPad. Not ideal! So when I came across this Time article about happiness, I thought it had some good ideas that could be worth taking on and instilling in your children. There are the usual ones like learning to give, but here are a few more:

Gratitude

Teaching your kids to say a simple “thank you” might just seem like teaching manners, but you’re actually teaching happiness. Why? Because people who are grateful and appreciative are a lot happier – they see the good in life, it’ll help to improve their relationships, and they learn to make life better for the people around them.

Play to your strengths

Doing what you’re good at is bound to increase happy thoughts because of the resulting feelings of satisfaction and healthy pride. So it makes sense to encourage the unique talents of your child, even if it’s not the talent you may have wanted for them. She prefers basketball to ballet? Support her in developing that strength.

Develop good relationships

Research shows that the happiest people spend time with the people they care about and have solid relationships. I think that the first way to develop this in a child would be with the example of your relationship with them – spending quality time and talking, and getting them included when you’re socialising with family and friends (instead of staying locked away in their room).

Leer más

¿Es obligatorio unirse a los grupos de whatsapp de las madres del colegio?

Por Catherine L’Ecuyer

Jerseys perdidos, barbacoas trimestrales, fiestas de cumpleaños, anuncios de nacimientos, avisos de piojos, etc, etc. Respondidos por caras contentas, enhorabuenas, manos aplaudiendo, pulgar arriba, “ok”, “gracias”, “yo tampoco”, “yo también”, “¡¡¡!!!”, etc, etc.
Re-respondidos por “gracias a tí”, “de nada”, “no te preocupes”, “¡¡¡!!!”, pulgar arriba, manos aplaudiendo, caras contentas, etc, etc.  No hay por donde cogerlo, eso es una locura.
Hagamos un escenario de 2 mensajes al día, a cada uno de los cuales 20 de las 30 madres de la clase responden en media, respuestas a las cuales 15 de las 30 madres vuelven a responder para cada una de las dos temática. Son 72 whatsapp/día. Si tienes 3 hijos, son 216 whatsapp/día.

¿Tenemos miedo de perdernos algo esencial? Después de habernos leído 216 whatsapp/día durante 22 días escolares/mes, que son 4752 whatsapp/mes, lo más probable es que el sentido de relevancia de lo que se dice en esas conversaciones se nos haya perdido por completo. Y si no, lo que acabaremos perdiendo son unas 13 horas al mes (asumiendo que cada whatsapp absorbe 10 segundos de nuestros tiempo, eso es muy conservador, considerando el tiempo que debemos emplear a re-enfocar al atención en la tarea que estábamos desarrollando antes de leer el whatsapp).
¿Qué podemos hacer con 13 horas al mes? Imagínate, ¡13 horas al mes! ¡Todo un lujo! La elección es nuestra. Ahora tenemos los datos para responder a la pregunta: “¿Es obligatorio unirse a los grupos de whatsapp de las madres del colegio?”


¡Os deseo una buena vuelta al cole!


foto: http://clubdemalasmadres.com/la-vuelta-al-colegio-sin-morir-en-el-intento/
large_family_-slider

De la insensibilidad al activismo: educando Superpoderes para el joven conectado

En El Caparazón

Todos/as recordamos aquellos momentos en que veíamos televisión en familia y aparecía alguna noticia de alto contenido emotivo. Asesinatos, catástrofes naturales, guerras inexplicables en la contemporaneidad aparecían solamente durante algunos momentos, hasta que la mano benévola de nuestros padres cambiaba de canal o apagaba el televisor.

La exposición a todas esas y muchas más tragedias y sinsentidos forma parte hoy de la cotidianeidad de nuestros jóvenes Millenial o de la llamada Generación Z (los nacidos desde mediados de los 90 hasta nuestros días). Esto les convierte, según muchos estudios, en una generación especialmente realista.

Así, si la generación Y era optimista, la generación Z es realista. Saben, por el carácter global de las noticias y el calibre de cosas como el 11M o el 11s, las crisis económicas o la violencia en las escuelas, que el mundo puede ser un lugar muy peligroso. Parece que para ellos se vuelve cierto el viejo refrán de que “cualquier tiempo pasado fue mejor” (o lo pareció).

Se trata de una generación que ha tenido que vivir acontecimientos y situaciones sociales (terrorismo, recesión económica, etc. ) especialmente duras. Algunos autores les definen como “rebeldes con causa” (Emily Anatole, Generation Z: Rebels With A Cause).

Leer más

¿Qué hacen las aplicaciones con toda nuestra información?

En Kidsandteensonline


El mundo de internet al que ya casi nos habíamos acostumbrado, ha cambiado considerablemente con la expansión de la conectividad móvil. La primera consecuencia ha sido la conectividad permanente, que nos lleva a estar todo el día conectados recibiendo y enviando mensajes, correos, imágenes, etc. La segunda consecuencia es la bajada en la edad de inicio en cuanto al acceso a internet, que está convirtiendo en habitual el ver a niños de 12 años realizando selfies y enviándolos por Whatsapp. De hecho, según los datos manejados por el INE, nada menos que el 70% de los niños españoles de 12 años ya tiene su propio smartphone. Y la tercera, la que más me cuesta asimilar, es el desembarco del mundo de las aplicaciones móviles –apps-.

Entiendo que mucha gente tenga la necesidad de estar permanentemente conectada, o que simplemente no pueda evitarlo. Entiendo también que los niños quieran tener un smartphone, ya que les permite comunicarse con sus amigos, escuchar música, ver videos en Youtube, hacer fotos, etc, etc. Pero lo que más me cuesta entender es que todos, niños y mayores, nos estemos descargando innumerables aplicaciones que están accediendo a la información almacenada en nuestros terminales, y guardándola en servidores que no sabemos ni dónde están ni qué hacen con ella.

Leer más

#HijasDigitales

Por Arancha Ruiz en Historias de Cracks

Mi madre estudió francés y no inglés y a pesar de ello desde que yo era una niña mi madre sabía que si quería garantizarme un mejor futuro profesional además de enviarme a la escuela tenía que empujarme a dominar el inglés.

Empujar, sí señor, esa es la palabra. Las madres empujan a sus hijos para que aprendan porque saben que eso les ayudará en el futuro. Madres y padres quieren que sus hijos tengan más oportunidades que ellos mismos y así muchos que no tuvieron estudios ahorraron y se esforzaron para que sus hijos y sus hijas sí los tuvieran y les proporcionaron educación para alcanzar posiciones que ellos tuvieron vetadas por esa falta de cualificación.

En la era en que vivimos la competencia digital será la habilidad que marcará positivamente el futuro profesional como en el pasado fueron los idiomas.

Aunque se nos llene la boca de decir que las generaciones nacidas en el año 2.000 y siguientes son digitales la realidad es que no por nacer en un mundo globalizado aprendes idiomas por arte de magia. Y tampoco aprendes a ser digital por tener una tableta. Requiere un esfuerzo y un proceso. Pero la realidad es que desgraciadamente no estamos empujando a nuestros hijos y a nuestras hijas a aprenderlo por igual.

El peso del estereotipo

Mis padres querían para mí como hija las mismas posibilidades que mi hermano y nunca distinguieron en función del sexo a la hora de enviarnos a aprender inglés.

Leer más