kids-smartphones (1)

Cuestión de educación

El blog de Enrique Dans

kids-smartphones (1)

Mucho se está hablando de los problemas de los padres para educar a sus hijos en un contexto en el que no son capaces de renunciar a un dispositivo que, por un lado, todo su entorno les presiona para utilizar y, por otro, ejerce un atractivo absolutamente cautivador e irresistible por su versatilidad. Padres y educadores observan con desesperación cómo sus hijos, en determinados rangos de edad, son absorbidos – o prácticamente “abducidos” – por la pantalla de un smartphone en la que llevan a cabo actividades que van desde la comunicación social vía mensajería instantánea hasta juegos de todo tipo, y se convierten en seres prácticamente inertes, capaces de permanecer horas en actitud asocial, sin comunicarse con nadie ni responder a más estímulos que los que provienen del otro lado de la pantalla.

En este contexto, que alguien como yo sugiera, como efectivamente hago, que “la mejor edad para que nuestros hijos empiecen a tener acceso a un smartphone es cuando dejen de llevárselo a la boca”, es interpretado por muchos como un “se nota que no tiene niños de esta edad y con este problema” o directamente un “no se entera de nada”. Si unimos a esto la aparición de jueces de tribunales de menores que descubren la emoción de ser intensamente mediáticos y que afirman que “si un adolescente echa mano de su teléfono móvil nada más despertarse es que tiene un problema de adicción“, tenemos un problema servido: a la figura de un ex-juez de menores se le tiende a atribuir un cierto conocimiento del contexto y una cierta autoridad, hasta el punto de que pocos se detienen a evaluar si no estamos, simplemente, ante un retrógrado, un tecnófobo y un tremendista del calibre 9mm Parabellum.

Leer más

moviles-y-padres

¿El móvil va a la derecha o a la izquierda del plato?

 Nacho Viché en Padres en la red

Imagen de previsualización de YouTube

Hoy en día el uso de los dispositivos móviles nos ha desbordado. Programas de mensajería, redes sociales, correos electrónicos, …, ocupan buena parte de nuestro tiempo.

Vale la pena repasar algunas pequeñas “normas de comportamiento“, pequeños detalles de la vida en común, para ser tecnológicamente correcto y educado.moviles-y-padres

  1. Contesta a los correos o mensajes siempre. Basta con un simple Ok, Vale, Genial, recibido, …. o un emoticono ;) .
  2. Evita escribir en mayúsculas, denota que estás enfadado (gritas)
  3. Saluda al empezar un mensaje y despídete con cortesía.
  4. Cuida las faltas de ortografía y no utilices expresiones vulgares o soeces.
  5. El móvil ni va a la derecha ni a la izquierda del plato.Cuando te sientes a la mesa el móvil va siempre fuera del alcance de la vista
  6. No contestes al móvil si estás hablando con alguien o si estás en una reunión. Si suena quítale el sonido rápidamente y discúlpate.
  7. Desconecta el móvil o ponlo en silencio antes de entrar en un sitio público, en clase, en el cine, en un hospital, en un museo, en una iglesia, …
  8. Al ir a dormir deja el móvil fuera de la habitación y quítale el sonido.
  9. Cuando estudies apaga el móvil y déjalo en algún lugar fuera de tu radio de visión.
  10. Y lo más importante, desconecta para hablar con tu madre, con tu padre, tu esposa, tu marido,  tu hijo, tu compa, tu amigo.
smartphones-y-aulas-La-Informacion

Smartphones y aulas

El blog de Enrique Dans

smartphones-y-aulas-La-InformacionMe llamaron de La Información justo antes de entrar en una clase – hablamos diez minutos escasos y no pude quedarme ni con el nombre de la periodista que me llamó, perdón por no citarla) – para hablar sobre el uso de smartphones en la educación, y la diferencia de actitud en el caso entre las comunidades autónomas españolas entre aquellas que se obstinaban en su prohibición a toda costa frente a otras, como Cataluña, que recomendaban a los profesores que los integrasen en el proceso educativo como parte del equipamiento tecnológico disponible. Ayer se publicó una noticia, titulada “Los smartphones pueden llegar a ser un aliado en las aulas“, en la que me citan brevemente.

La cortedad de miras de quienes se quedan con la imagen de una clase inmanejable con todos los niños a la vez hablando por WhatsApp y sin prestar atención alguna al profesor me parece alucinante: tratar de analizar el uso de una potentísima herramienta tecnológica sin plantearse que el escenario, el tipo de educación y las metodologías tienen que cambiar para adaptarse a los tiempos es el tipo de actitud que, de ser generalizada, impediría completamente todo tipo de progreso y evolución. Elsmartphone es una absoluta revolución: una revolución que, mientras nos afanábamos en pedir más ordenadores en las aulas, ha llegado y ha puesto un potente ordenador en el bolsillo de todos los alumnos, brecha digital aparte. Que haya educadores, padres o políticos que se nieguen a ver las posibilidades de algo así, y se empeñen en “prohibir por decreto”, en tratar de perpetuar sus metodologías a toda costa cuando resulta más que evidente que precisamente es la metodología – toda la metodología – la que debe cambiar para adaptarse a semejante revolución es algo que me hace replantearme mi fe en la raza humana.

Pensar en el smartphone simplemente como un “añadido”, “dejado caer” sin más en aulas con la misma metodología que utilizamos hoy resulta completamente absurdo. Pensar que es que “los niños se distraen”, como si no se distrajesen dibujando o mirando por la ventana, es de una cortedad que, francamente, asusta. Lo que claramente hay que hacer es rediseñar completamente el proceso educativo, retirar de él toda esa patente inutilidad memorística que llevan a concentrarse en el aprendizaje por repetición de mis cosas que están todas al alcance de una búsqueda en la red, y centrarse en educar haciendo uso del recurso más poderoso, de la biblioteca de conocimiento más grande que la humanidad ha sido capaz de crear desde que el mundo es mundo. Convertir al profesor en supernodo en una red que enseña a buscar, a cualificar, a recopilar y a verificar información, que trata de hacer que el alumno tome las riendas de su propia necesidad de información, que participe de manera activa no solo buscando, sino también construyendo y creando con herramientas de todo tipo, que cambian a gran velocidad y están sujetas a todo tipo de dinámicas. Un enfoque que no se centre en las herramientas, que van, vienen y evolucionan constantemente, sino en la metodología.¿Apps? ¿Herramientas propietarias? ¿Para qué, habiendo herramientas abiertas? El conocimiento es abierto y está en la red, las herramientas también tienen que evolucionar de la misma manera. Un proceso que no degrada al profesor, pero que tampoco degrada a los alumnos como lo hace la metodología actual.

Si alguien quiere repensar en serio la educación para adaptarla al entorno social y tecnológico en que vivimos, por favor, que lo diga.  Estamos hablando, en gran medida, de la competitividad futura de este país.

guia_rocio_ramos-1-e1424254403479

#Menoresniunagota: Una campaña inspiradora para educar en la salud

Por Elena Couceiro en Gestionando Hijos

guia_rocio_ramos-1-e1424254403479

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya nos lo contó Antonio Tobalina en su ponencia en Gestionando Hijos: los menores no deben beber alcohol. Este es también el punto de partida de una campaña organizada por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) y el Ministerio de Sanidad “Menores ni una gota” y apoyada por la Fundación Alcohol y Sociedad de la que os queremos hablar hoy. Apoyamos esta iniciativa porque supone una invitación a mejorar la comunicación con nuestros hijos, a tomar las riendas de un asunto de gran importancia social y porque muchas de las ideas de la campaña son verdaderamente inspiradoras y nos pueden ayudar a educar mejor.

La campaña busca sensibilizar sobre este tema con la participación de personas conocidas (los periodistas Vicente Vallés, Ana Rosa Quintana, Mariló Montero, Lourdes Maldonado, Juan Ramón Lucas, Irene Villa, Mónica Sanz y David Cantero o el seleccionador Vicente del Bosque, entre otros) y anónimas que transmiten su adhesión a este objetivo mediante tuits, vídeos y fotos. Además, en la web podemos descargarnos una guía diseñada por Rocío Ramos-Paul, la conocida Supernanny, en la que se recrea una conversación entre un hijo que va a salir por la noche y se plantea beber alcohol y sus padres. La guía presenta hasta 101 razones por las que nuestro hijo no debe beber alcohol y nos invita a “no dejar ninguna conversación pendiente con tu hijo. Tendrás que decidir qué razones vas a utilizar en función de su edad, características personales y la situación que te plantee”.

menores gotaEl interés por pertenecer a un grupo, la creencia de que beber alcohol es muy divertido, la búsqueda de evasión, el engaño de sentirse especial gracias al alcohol, la rebeldía y el miedo al rechazo son las principales razones, según la guía, por las que nuestros hijos menores se plantean beber alcohol. Frente a estas razones, se proponen respuestas por parte de los padres como: “pertenecer a un grupo no es convertirte en un borrego”, “las expectativas sobre el alcohol no siempre son verdad”, “beber siendo menor te puede meter en problemas legales”, “sentir emociones negativas te hace ser más inteligente”, “el miedo solo se combate enfrentándolo”, “el consumo afecta a tu organismo, que está aún por madurar”, “el alcohol puede ser adictivo”, “eres guay todos los días”, “tenerte como hijo no es una fuente de problemas, sino de satisfacciones”.

El problema al que quiere poner freno esta campaña no es menor, según los datos de la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2012-2013: la edad de inicio del consumo de alcohol en España se sitúa en los 13,9 años. El 43% de los estudiantes de 16 años y la mitad de los de 17 años se ha dado al menos un atracón con el alcohol en el último mes. El 62% de los menores ha participado en al menos un botellón en el último año y el 53,3% en el último mes.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

kidstablet

Por fin YouTube lanza versión para niños: YouTube Kids

En Mundo de Mamá

kidstablet

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Excelente noticia que recibo hoy al leer que por fin YouTube ha lanzado la aplicación de YouTube para niños “YouTube Kids”, la misma aplicación a la que estamos acostumbrados pero que ahora contiene un alto nivel de filtros de contenido apto para nuestros chiquitos, como una plataforma mucho más amigable para ellos.

Aunque siempre me he declarado un tanto enemiga de la entretención por medio de tablets y teléfonos, esto podría llevarme a la reconsideración. Estos dispositivos no solo son objetos electrónicos sino a la vez un mundo de temas por descubrir a través de las aplicaciones que descarguemos en ellos, por esto me importa tanto lo que buscan y lo que encuentran.

Lo que había iniciado como un rumor, es ahora un hecho que va a facilitar la guía parental de nuestros hijos mientras buscan temas en audiovisual. Me ha pasado en veces anteriores, y fue esta una de las razones por las que decidí eliminar los dispositivos de a lista de objetos de entretenimiento para mis hijas, que por buscar temas totalmente ingenuos el resultado de la búsqueda era totalmente fuera de contexto o bien en sobre dimensión para su corta edad. Por ejemplo: la búsqueda de palabras clave como “maquillaje”, “halloween”, “galletas”, “baile”, “barbie”, etc. pueden llevarnos a resultados que han estado fuera de contexto para los niños.

La nueva aplicación YouTube Kids cuenta con una plataforma bastante amigable y posee características como:

  1. Un “timer” para dosificar la cantidad de exposición en el uso de la aplicación.
  2. Configuración de sonidos, una forma para mantener controlado el volumen de los sonidos de efectos, como el sonido de fondo de los videos.
  3. Opción para deshabilitar las búsquedas, de modo que lo que se encuentre sea limitado.

La aplicación por ahora está disponible únicamente para dispositivos de tipo tablet y teléfonos. Esperemos que esto entonces nos ayude a orientar mejor lo que nuestros chiquitos ven.

Imagen de previsualización de YouTube

 

birthdays

Extravagant kids’ birthday parties

Family edge. Mercatornet

birthdays

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Kids. Their birthdays. The parties. Ahh, the dilemma. Because as pointed out a recent Slate article, a few balloons, a homemade cake and some Pass The Parcel – or in my case, my dad dressing up as a magician and wowing us with his tricks – just aren’t doing it anymore. Even the fancier celebrations of my childhood (McDonald’s party, anyone?) seem over and done with.

To be honest, the “extravagant kids’ birthday party” is something I hadn’t really thought about before reading this article. But in hindsight, I’ve definitely seen it. My younger siblings have been to parties where they’ve recorded themselves singing and brought home their personal CD; where Nerf guns were provided for entertainment; where mini makeovers took place. And in the more extreme cases that you hear about, parties are happening at ski resorts, or involve limo rides, or take place at home but with the help of an expensive stylist. And we’re not talking 21-year olds, we’re talking little munchkins!

Why is this happening? Is it the fault of the parents or the kids? Here’s what I think is going on:

Thinking that everyone’s doing it.

Let’s be real – I can’t be the only who’s seen at least 10 Frozen-themed birthday cakes this year. If parents aren’t stopping to think about whether some component of a party is unnecessary or extravagant, and if they can afford it, what’s going to stop them?

Outward show of being a good parent.

I doubt that this is intentional, but a birthday party is a chance to prove oneself as a good parent. It’s a public display of affection, if you will, where lavishness and unique entertainment may be taken as the degree of love the parents have for their child. And no parent wants to look bad in that department!

Kids are demanding it.

Kids are great, but a lot of them are spoilt these days. They expect a lot, and when they see what others kids have, they want it too – or more, or better. It’s hardly likely that they’re going to go to their friend’s theme park party and then be thrilled about staying at home for their own.

Looks better on social media.

What’s going to get more likes on Facebook – some kids with party hats on; or your five-year old in front of a professionally themed candy buffet and jumping castle? Sad, but true.

A question you might be pondering: is all of this a bad thing? Is it so bad to want to create memories of your child’s milestones, to spend a bit bigger on these special days? To be honest, I cannot judge the intentions of any parent, and every family has a different budget. But personally, I think there are more important things for kids than fancy parties. As long as a child is truly loved and cared for, and their parents have their best interests at heart, then maybe a big celebration is neither here nor there. What do you think?

 

bebe-tecnologico-La-Vanguardia

Sobre bebés tecnológicos

El blog de Enrique Dans

bebe-tecnologico-La-Vanguardia                                         Celeste López, de La Vanguardia, me llamó por teléfono ayer para comentar los resultados de un estudio publicado por Pediatrics en el que se cuestiona la idoneidad del uso de dispositivos como forma de entretenimiento para niños, y hoy me cita brevemente en su artículo titulado “Sin certezas sobre el bebé tecnológico” (pdf).

Con este tipo de estudios siempre suele pasar lo mismo, y en ese sentido me pareció positivo el tono crítico y equilibrado que Celeste ha dado a su artículo: se toma un estudio que pone en duda la idoneidad de usar los dispositivos como “apaganiños”, y se tiende a generalizar hasta pretender afirmar que esos dispositivos son de alguna manera perjudiciales para los niños. Al final, se tiende a convertir esos estudios en una especie de arma para tecnófobos, que ven sus temores supuestamente refrendados y alejan a los niños de un aprendizaje que sin duda representa una ventaja de cara a la adaptación al entorno en el que van a vivir en el futuro.

No tengo absolutamente ninguna duda de que todos los juegos interactivos con pantalla, teclado y ratón con los que me hija se pasó horas jugando entre los dos y los seis años jugaron un papel importante en su educación y en el desarrollo de sus habilidades. Por supuesto, si hubiese utilizado ese ordenador como “apaganiños” o como “baby sitter”, habría cometido un error: todas las herramientas pueden ser buenas o malas en función de cómo sean utilizadas. Como padres, tratamos en todo momento de que nuestra hija tuviese acceso y familiaridad con cualquier tecnología que aterrizase en casa, y jamás nos hemos arrepentido de ello. Pero además, hay que marcar una cierta precaución en estos temas en función de la velocidad de su evolución: estamos intentando evaluar la idoneidad del uso de estos dispositivos cuando una buena parte del entorno de los niños no se encuentra aún completamente adaptado a su aprovechamiento, lo que genera una disfunción que genera problemas aparentes, pero que en realidad no tienen por qué serlo. Prefiero niños adaptados al uso de la tecnología aunque generen algunos problemas de adaptación en su entorno, que niños alejados de esos dispositivos y privados de su uso en un momento fundamental de su desarrollo.

MMM2

SOBREVIVIR A LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES

Por Maite Marín Martí

MMM2

Soy una de tantas madres y padres que tienen que recurrir a actividades extraescolares o servicios de acogida para hacer compatible el horario laboral con el de la escuela de los hijos. No tengo nada en contra de los servicios de acogida y menos del de la escuela de mis hijos, los cuales cuando van allí están tan bien atendidos que se sienten como en casa pero preferentemente elijo las extraescolares pues aparte de aprender un deporte, un idioma o potenciar un talento, a los niños les gusta más.

No sé si en todas partes es así pero a la hora de escoger una actividad deportiva creo que hay mucha oferta en cuando tipo de deporte pero o te federas a un club, vives aquel deporte como algo divino e hipotecas todos y cada uno de los fines de semana llevando a tu hijo de competición en competición o partido por toda la geografía catalana o haces que practiquen un deporte sencillamente en la escuela que como mucho quizás podrás ver un entrenamiento o una sencilla exhibición a final de curso.

No podría existir un término medio, el poder practicar debidamente un deporte y disfrutar de una liga o exhibición a final de curso o como mucho a final de trimestre?

Por lo que hablo con madres y padres sobre el tema y que sus hijos están federados me comentan que son los propios niños los que quieren ir cada fin de semana a los partidos y que no les hace pereza madrugar para ir allí donde toque, pero esto es bueno? Quizás tengo un punto de vista egoísta sobre el tema pero valoro mucho el tiempo familiar del fin de semana. Vivimos en una sociedad dónde a las familias, quizás sólo me pasa a mí y estoy equivocada, lo tienen difícil para encontrar un momento para estar todos juntos, explicar cómo ido la semana y hacer alguna actividad todos juntos.

MMM

Si incluso durante los fines de semana tenemos que ir a “toque de pito” ¿que será del despertarse con la invasión del más pequeño o no tan pequeño dentro de la cama y que te despierte a base de besitos, las cosquillas inesperadas, una mañana perezosa en pijama o la decisión espontánea de hacer una excursión o cualquier otra cosa?
Quizás con un hijo todavía te puedes organizar pero y si tienes 2, 3, … cómo te lo haces? ¿Y si las convocatorias coinciden en día y hora pero no en lugar? No todo el mundo tiene la suerte de tener 2 coches o la posibilidad de meter a uno de los hijos en el coche de otro compañero también convocado.

Aparte como familia tenemos obligaciones y necesidades: la casa no se limpia sola, la compra a no ser que la hagas por Internet no se presenta sola e la puerta y la ropa tampoco se limpia, seca y dobla sin el apoyo de uno de nosotros. Aparte las abuelas esperan durante toda la semana a poder ver sus nietos y de vez en cuando también tenemos ganas de ver a nuestros hermanos, primos, tíos y amigos. Uff quizás el problema está en que los fines de semana son muy cortos para todo el trabajo que pretendemos hacer. También ahora que mi hija mayor ha crecido aparte de tener deberes, tiene que preparar de vez en cuando exámenes y si no teníamos bastante ahora también hacemos de maestros. La verdad, nos estamos poniendo tanto al día que si ahora jugáramos al Trivial ganaríamos de carrera.
En fin, por ahora y mientras mis hijos me lo permitan seguiré egoístamente pasando los fines de semana disfrutando en su compañía de los, para mí, pequeños pero tan importantes momentos.

kid-and-smartphone

Los smartphones vuelven al colegio… en Nueva York

El blog de Enrique Dans
kid-and-smartphoneEl alcalde de Nueva York,Bill de Blasio, levantará el próximo día dos de marzo una ley que prohibía que los niños llevasen teléfonos móviles al colegio, una de esas medidas impopulares que muchísima gente incumplía, incluido el propio hijo del alcalde. Los colegios, en función de sus preferencias, podrán ejercer políticas con respecto a los terminales a tres niveles diferentes: obligación de que permanezcan en las mochilas de los alumnos durante todo el día (de manera que pueden ser usados para un contacto en caso de necesidad, pero poco más), que su uso esté restringido a determinadas horas y lugares, o que se utilicen ocasionalmente en las aulas integrándolos en los procesos educativos.

La idea fundamental es usar el sentido común: por supuesto, los smartphones pueden, en un colegio, ser una fuente de distracción e incluso de problemas, pero la medida de simplemente prohibirlos para evitar esas distracciones o esos problemas es equivalente a matar al perro para evitar la rabia. Elsmartphone es, a día de hoy, la plataforma más adecuada para acercar la tecnología a un mayor número de personas y evitar el llamado digital divide – la próxima generación de terminales está previsto que esté en torno a los veinticinco dólares - y su uso en la educación es, cada día más, un imperativo que cobra más sentido.

Pocas cosas resultan más tristes que tener la posibilidad de que todos los estudiantes lleven un potente ordenador en el bolsillo… y que les prohibamos que lo lleven a clase porque se distraen con él. En realidad, el problema no está en la distracción, sino en la escasa habilidad de padres, educadores, profesores e instituciones para reimaginar los procesos educativos con una herramienta tan impresionante como esa. La educación es precisamente lo que tiene que conseguir que nuestros hijos vean un smartphone como tienen que verlo: como algo que sirve para muchas cosas, pero que exige unos protocolos de uso determinados. Que el smartphone pueda ser utilizado para jugar o para enviarse mensajes en medio de una clase no implica que por ello deba prohibirse, o restringirse su uso de manera rígida. De hecho, lo que deberíamos plantearnos cada vez más es por qué los alumnos no llegan con sus terminales y se encuentran un entorno amigable: un cargador en su mesa, una WiFi en la que hacer login automáticamente, y un entorno académico en el que la búsqueda y consulta de información sea una rutina habitual sujeta a entrenamiento y completamente integrada en la metodología académica.

Leer más

galletas

5 regalos para dar más experiencias y menos cosas en Navidad

Publicado en Mundo de mamá

¿Qué regalar en Navidad…? Navidad a veces se convierte en compromiso. Qué fácil es comprar un regalo en Navidad pero qué difícil es compartirlo de verdad.

Como mamá de dos niñas que combina casa y oficina, el tiempo es una de las cosas que más me cuesta organizar y compartir, admito que sí me gozo ir a los centros comerciales a buscar regalos -a diferencia de mi esposo-, lo que no me gusta es el tráfico y los parqueos a reventar… por eso en Navidad trato de hacer regalos que cuando los armemos, involucren la participación de mis hijas o la familia y que se puedan convertir en una experiencia más divertida que ir a vitrinear.

No todos los regalos tienen que ser costosos para que sean buenos, en la mayoría de los casos los regalos que no tienen un alto precio son los que más valor sentimental tienen. Pienso que ahora en un mundo donde todo se convierte en tendencia, moda, objetos pasajeros, etc., un regalo bien pensado en Navidad será aquel que te enriquezca el alma, que deje algún recuerdo o que se convierta en una experiencia personal que te deje impreso algo en tu historia personal.

Todos los años trato de dar algo que se convierta en un recuerdo o que al final te regale una experiencia, por esto comparto aquí 5 regalos para dar más momentos que cosas en Navidad:

  1. Galletas navideñas:cocinar galletas lleva tiempo y ese aprovecho para compartirlo con mis hijas; desde mezclar los ingredientes, hacer las formas, hasta probarlas, es un proceso de varias partes o incluso días en el caso de que cocines varias recetas. Regalar las galletas en un frasco de vidrio incluso reciclado o una jarra tipo “Mason” serán un regalo que lo disfrutará quien lo recibe, esta es nuestra elección para el 2014, y así las familias que lo reciban podrán compartirlas así como tú compartiste tiempo mientras las hacías.

galletas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todos los años probamos nuevas recetas de galletas para regalar en Navidad.

  1. Libros de lectura: leer enriquece la imaginación y el alma, la lectura es un regalo permanente en la mente de las personas, por esto regalar un libro o una suscripción de revista será un excelente regalo para quien lo recibe y para quien lo da en el caso de que compartan juntos la lectura, como cuando leo junto a mis hijas. Este libro nos lo acaba de traer “El Niño Jesús” a través de la abuelita Mimi, ella sabe que nos gusta leer en familia y pues estos regalos son más valiosos de muchos.

Screen-Shot-2014-12-13-at-12.00.55-PM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los regalos como los libros no fallan, leer, compartir la lectura y regalar lectura, siempre enriquecen el alma.

  1. Fotos: todos tenemos en el teléfono una imagen que representa un momento memorable en el año: un cumpleaños, el viaje, una fecha importante, la “primera vez que”, la celebración… pero pocas veces enmarcamos ese momento, desde que todos usamos Instagram y Facebook, cada vez dejamos el papel por un lado… pues Navidad es la oportunidad para imprimir esa imagen y más aún para los que están lejos; escríbele al dorso la experiencia memorable del año y regálala, no hay mejor cosa que darle a alguien una imagen en donde se es parte de esa experiencia compartida. En el 2012 acababa de nacer mi hija menor, y entonces pensamos que era una buena oportunidad para regalar una sesión familiar, más aún cuando cuesta reunir a toda la familia cuando vive fuera de tu su país.

foto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la Navidad del 2012 regalamos a la familia una sesión de fotos, aprovechando que no vivimos en el mismo país y que cuesta coincidir. Todos tenemos una copia.

  1. Visitas a lugares inesperados: los juguetes son suficientes pero los momentos no a pesar que uno los lleva por siempre en la memoria y el corazón. Regala la visita a un lugar inesperado porque seguramente ese lugar te traerá un montón de recuerdos o experiencias que sólo allí se pueden vivir: un museo, el teatro, el zoológico o en algunos casos hasta el parque de diversiones. Digo “inesperados” porque serán lugares que no se visiten con frecuencia, por lo tanto el asombro de quienes irán será aún mayor. En algunos casos el lugar inesperado puede ser ese hogar que no has visitado hace tiempo… aquella tía, el orfanato, aquel enfermo… en donde tu presencia hará feliz a esa persona que no tenías presente.

castillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra elección del 2013 fue llevar a las niñas a pasar Navidad con los abuelitos maternos y el Año Nuevo con la familia paterna. Un viaje lleno de experiencias porque ambas familias viven en el extranjero.

  1. Instrumentos musicales: la música es un medio de expresión espiritual o de estimulación, regalar un instrumento es regalar las posibilidades de hacer música y la música es terapéutica de cualquier forma para el alma. Desde una flauta hasta un tambor, un triángulo o una guitarra, los instrumentos son vehículos de libre expresión, y en nuestra tierra hay desde chinchines hasta la marimba que tanto ha deseado mi hija. Esta guitarra duró muchas temporadas en casa, hasta que finalmente se rompieron las cuerdas, creo que los instrumentos no dejan de ser curiosos, recuerdo haber crecido en un hogar donde siempre sonaba más de alguno.

guitarra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta guitarra duró varias temporadas en la casa, creo que ha sido de los juguetes más productivos.

Navidad no tiene que ser como la de los anuncios de radio y TV, cada quien hace su Navidad según el cariño que quiera dar y compartir. Creo que el regalo más preciado en Navidad es el tiempo y lo más curioso de todo, es que cuando es sincero, no se paga por compartirlo.