Entradas

No me gustan los amigos de mi hijo, ¿qué hago?

Por Carlos Pajuelo


“No me gustan las amistades de mi hijo, sobre todo uno que fuma y dice palabrotas, y realmente estoy preocupada por la influencia que puedan tener en su comportamiento,” me escribe  Carmen en un correo que me ha enviado,  y me pregunta: ¿Debo prohibirle salir con amigos que considero que son una mala influencia? ¿Le digo lo que pienso sobre sus amigos, o me callo y cruzo los dedos?

Ante las muchas preguntas que me hacen los padres sobre qué hacer con las presuntas malas amistades de sus hijos, yo siempre respondo al estilo gallego con otra pregunta: “¿Le vas a buscar tú los amigos que le convienen?” Ante la imposibilidad de esta medida, lo que tenemos que hacer los padres es intentar que aprendan qué es eso de la amistad, y para eso es necesario dos factores: tener la posibilidad de elegir sus propias amistades, y observar cómo sus  padres valoran y disfrutan de sus amigos.

Educar a los hijos tiene como finalidad enseñarles a gobernar su propia vida, que sean autónomos, que tengan metas, que se valoren para poder dar valor lo que les rodea, y éste es un camino en el que hay riesgos, riesgos que son inevitables porque,  como en todos los aprendizajes, la posibilidad de cometer errores está presente.

Y los padres tampoco debemos olvidar que cuando aparecen las dificultades en la relación con un hijo, tenemos una tendencia a predecir catástrofes respecto a su futuro.

Leer más