Entradas

YOLO, una App para hacer preguntas anónimas

Es realmente sorprendente el mundo de las apps. Desde el Sindicat estamos comprometidos con presentaros apps con valores, pero de vez en cuando debemos hablar de las apps que pueden no ser convenientes. Este es un ejemplo. Empantallados.

 

YOLO es una aplicación que en mayo fue la más descargada de EEUU y Reino Unido. Inicialmente se fijó para mayores de 12 años. Más tarde se ha recalificado por PEGI como una App para mayores de 18 años. Si tus hijos tienen Snapchat es probable que también tengan YOLO.

2019.10.22-YOLO-Content

 

 

 

 

 

¿Qué significa YOLO?

Para empezar por lo más básico, YOLO son las siglas de “you only live once”, es decir, “solo se vive una vez”. Si bien es cierto que esa frase nos puede recordar a una canción de Azúcar Moreno, en estos últimos años se ha viralizado el acrónimo, que se usa constantemente en las redes sociales de los adolescentes como un lema que habla de vivir de forma arriesgada sin pensar en las consecuencias.

¿Cómo funciona?

En primer lugar debemos de tener en cuenta que es una extensión de Snapchat. Sirve para hacer respuestas anónimas a otros usuarios. Un usuario crea una pregunta para que otros le respondan. De esta manera activa la opción de recibir “mensajes honestos”, tal y como denomina esta aplicación. Las respuestas anónimas solo las ve la persona que hizo la pregunta.

Riesgos de YOLO

Aunque parezca una aplicación inofensiva y que podría ser utilizada de manera positiva, lo cierto es que también puede favorecer el ciberbullying, ya que el anonimato facilita a los usuarios que puedan hacer comentarios ofensivos sin temor a que los descubran. En el anonimato también se basaron anteriormente las redes sociales: Ask.fm y ThisCrush.

Si bien es cierto que la política de esta aplicación condena y prohíbe estas actitudes abusivas, no dejan claro cómo pueden evitar este uso inapropiado. El usuario que pueda recibir, por ejemplo, amenazas, no podría reportar la cuenta (o denunciarlo por una vía legal) porque desconoce quién lo hizo.

¿Qué puedes hacer?
  • Habla con ellos. Pregúntales si tienen instalada la aplicación y para qué la usan.
  • Encontrad juntos el uso adecuado de esta app y haz que se comprometan a utilizarla debidamente.
  • Recuérdales que pueden configurar la privacidad de su cuenta de Snapchat para que solo la vean personas a las que conocen.
  • No olvides que en el Instituto Nacional de Ciberseguridad (tanto si eres menor o padre, madre, educador o tutor) pueden ayudarte.

Pokémon Go: contextualizando el éxito

Nos despedimos ya y os deseamos una buenas vacaciones con este post de Enrique Dans, en el que nos tranquiliza sobre el fenómeno Pokemon, de hecho es un fenómeno que ya declina. ¡Nos vemos a al vuelta!

 

Pokemon-Go-logo-768x482 A estas alturas, cuestionar el acierto de Niantic a la hora de reciclar un juego relativamente antiguo como Ingress licenciando los derechos de los pequeños monstruos de bolsillo de Nintendo resultaría absurdo: récord absoluto de descargas en las tiendas de aplicaciones, el juego móvil más popular de la breve historia de los juegos sobre smartphones, y un auténtico fenómeno cultural con todo tipo de efectos secundarios, tanto buenos como malos.

Sin embargo, tan importante como entender el fenómeno Pokémon Go, lo es entender lo que Pokémon Go no es: no tiene nada de revolución de ningún tipo, y no es más que un simple jueguecito con el que pasárselo bien unos días. Cosa que me parece fantástica, que cada uno se entretenga como quiera y busque satisfacciones de la manera que estime oportuna, pero es eso: un juego, sin más importancia.

Por mucho que hablen de los millones de dólares que genera, de las posibilidades de integrar a anunciantes o de lo que puede significar la incorporación de nuevas familias de Pokémon ya creadas o que se puedan crear, el juego es lo que es: un pasatiempo con una repercusión más bien escasa y, si mi experiencia en difusión de innovaciones sirve de algo, con un recorrido más bien fugaz. Y repito: esto no significa nada, no le tengo manía de ningún tipo a Pokémon Go, me parece fantástico que la gente lo juegue y se lo pase bien, y no soy ningún amargado… simplemente, me gusta poner las cosas en contexto.

De hecho, que Pokémon Go haya elevado el valor de las acciones de Nintendo es bastante absurdo, algo solo asociable al hecho de que los mercados en nuestros días están compuestos por muchos accionistas muy mal informados que actúan de manera errática y con más bien poco criterio. La fortísima subida de las acciones de Nintendo hasta duplicar su valor duró hasta que la propia compañía clarificó algo que estaba muy claro desde el principio para cualquiera que supiese buscar en Wikipedia: que Nintendo no había producido Pokémon Go, y que participaba en sus posibles ingresos de una manera muy limitada. Rápidamente, las acciones de la compañía volvieron a caer, y la verdad se evidenció: Pokémon Go no era la resurrección de Nintendo, sino que precisamente apuntaba a todo lo contrario, un síntoma claro de que la reina de las consolas sigue sin ser capaz de adaptarse al mundo smartphone, y tiene que depender de que un tercero venga a poner en valor mediante licencias los activos que ellos no son capaces de capitalizar.

La fiebre de Pokémon Go es eso, una fiebre fugaz que se quedará, como comenté con Idealista News, en una simple moda pasajera que, de hecho, ya ha comenzado a declinar. Que un juego experimente un patrón de popularidad tan rápido como el experimentado por Pokémon Go implica que las barreras de entrada son escasas o nulas, que el juego se completa con cierta velocidad, y que el crecimiento es imposible de mantener, como evidencian las tendencias de búsqueda de Google. En el mercado norteamericano, el declive es ya evidente, y en el resto de mercados ocurrirá exactamente lo mismo. Dentro de poco tiempo, Pokémon Go será únicamente el recuerdo de unos cuántos días de verano que muchos pasaron dedicándose a jugar un juego ni siquiera modestamente novedoso (al menos si habían jugado anteriormente a Ingress), sin más. Entre juego divertido y revolución tecnológica va un trecho importante, y esto de Pokémon Go, como he mantenido desde un principio, corresponde únicamente a lo primero. Que tampoco está nada mal.

 

 

Instagram la app que sigue batiendo records

Unos consejos de Padres en la Red sobre Instagram no están de más. Actualmente es la app más utilizada por nuestros adolescentes. Que los disfrutéis.

Es verdad, las redes sociales basadas en compartir fotografías, imágenes y vídeo son las que más están triunfando en el mundo juvenil (Instagram, Snapchat, Periscope, …) Resulta curioso ver cómo los jóvenes utilizan estás plataformas para comunicarse con sus amigos incorporando notas, opiniones, menciones, …

Lo primero que debemos recordar es que para utilizar Instagram hay que tener, como mínimo, 14 años.

Qué riesgos existen

En principio es una herramienta bastante inofensiva. Puede ser una gran ocasión para educar a tus hijos en aspectos tales como seguridad, privacidad e intimidad en la red y el respeto a los demás.

  • Seguridad, darle a la contraseña la importancia que tiene, debe ser secreta y no se debe compartir con nadie.
  • Privacidad, se dice que en internet las fotos son indelebles, realmente son muy difíciles de borrar y dejan rastro (rastro digital) pudiendo afectar a la reputación online de tu hijo.
  • Intimidad, tenemos que ser cuidadosos con los datos personales que publicamos. Instagram permite poner una biografía, podrías ayudar a tu hijo a expresar “quién es”. También hay que evitar relacionarse con desconocidos que nos pidan que les sigamos.
  • Respeto a los demás, si publicamos una foto donde aparecen otras personas tenemos que contar con su consentimiento. Por otra parte, tenemos que ser comedidos con los comentarios que pongamos de otras personas.

Consideraciones en cuanto a la privacidad

  • Aunque puedo publicar fotos privadas, el perfil es público y visible por todos. La foto de perfil, nombre de usuario y la biografía la ven toda la comunidad.
  • Se puede sincronizar lo que publicamos en Instagram con otras redes sociales, a esto le llama “cuentas vinculadas“. Resulta paradójico ser cuidadoso con quién ve lo que publico en Instagram y descuidar la sincronización automática con otras redes donde la lista de amigos puede ser infinita.
  • Instagram permite definir la cuenta privada, sin embargo si vamos agregando “amigos” deja de ser privada para todas esas personas.
  • Etiquetado, Instagram permitir etiquetar a personas. Es muy recomendable activar la opción de que nos envíe un correo cuando alguien nos etiquete, de esta forma, si no te gusta puedes eliminar la etiqueta con lo que, aunque la foto no se borra, no está relacionada contigo.

Podemos sugerir a nuestros hijos

  • Que cuide su imagen en internet y la de los demás.
  • Instagram, como todas las redes sociales, permite bloquear a aquellas personas que nos molestan.
  • Mejor no sincronizar Instagram con el resto de redes. Si interesa que una foto aparezca en otra red, se publica en ella y ya está.
  • Desactiva la geolocalización, salvo que quieras dar a conocer dónde se tomó la imagen.

Apps que te ayudarán a desconectar, un ratito

Para estas navidades puede ser un buen regalo para algún familiar: padre, hijo…una de estas aplicaciones que Padres en la Red nos recomiendan para desconectar de las redes. Nada como poder estar con la familia y los amigos al 100×100, autocontrolando todos los dispositivos . Es una buena idea!!!

Wassapps, redes, apps, juegos, … ¿Quién da más? … Nadie. ¿Cómo no estar enganchado?

pubbing

Sí, los smartphones son tan pegadizos que hasta han surgido “nuevos comportamientos” como el pubbing o estar más pendiente del móvil que de las personas; o el vamping, seguir conectado a la pantalla después de ir a dormir, meterte en la cama y apagar la luz. También, han surgido “alteraciones de la conducta”, como la nomofobia o ese miedo irracional a no tener el móvil; o el fomo, esa inquietud de qué me habré perdido de las redes después de haber estado un rato desconectado.

¿Qué tal si entre tus apps hay alguna que te ayuda a desconectar, a estar más con los pies en la tierra?

Apunta, 3 formas gratuitas que te ayudarán a hacer un paréntesis digital

OFFTIME – Life unplugged

OFFTIME contesta por ti y te informa, después, de quién te ha llamado o quién te ha enviado un mensaje. Es como “tu mayordomo virtual”.

Permite bloquear llamadas, mensajes de texto y notificaciones, sin incluir a tus contactos VIP que no serán bloqueados. OFFTIME envía auto-respuestas personalizadas indicando el motivo de la desconexión. Después, podrás obtener una lista completa de la actividad que te has perdido.

También permite limitar el acceso a apps e Internet

QualityTime – Mi Dieta Digital

Divertida app, visualmente atractiva y fácil de usar que permite controlar y tener estadísticas en tiempo real acerca de cuánto tiempo usas el smartphone en tus apps favoritas.

Auto-controlas el uso del smartphone, creando restricciones de uso como “Alertas” y la función “Descansar” que restringe el acceso al smartphone.

Haz tu dieta digital: recibe un resumen diario y semanal de tus apps, con el tiempo de uso y el número de veces.

Forest

ForestSimpática app que consiste en tener un bosque y compartirlo con los amigos. ¿Cómo? Forest planta una semilla, y si le das 30 minutos le da tiempo para llegar a convertirse en un árbol.

Forest es una aplicación que quiere cuantificar el esfuerzo en forma de árboles. Un método de auto-motivación muy interesante para ayudar a vencer la adicción teléfono.

Fotografía: Sur-fake del fotógrafo Antoine Geige