Entradas

Grooming

Desde Padres en la Red nos explican los diferentes abusos que actualmente se producen en la red y que pueden afectar a nuestros hijos. Hay que estar vigilantes.

Vale la pena enseñar a nuestra hija o a nuestro hijo este vídeo de 3 minutos y preguntarle qué le parece, qué piensa sobre este tema, si piensa que esto ocurre o, por el contrario, que es una exageración. Le puedes preguntar si conoce algún caso de usurpación de identidad, o de engaño en internet, de sextorsión, de grooming o de sexting.

Hoy en día los actos de sextorsión empiezan a proliferar. Si tu hijo/a sufre sextorsión … no te lo va a decir. Es demasiado vergonzoso para él/ella, un verdadero calvario. Eres tú quien debe descubrirlo.

Los padres tenemos un sentido especial para saber que “algo no va bien“.

Somos los primeros y principales educadores de nuestros hijos. El colegio, sus amigos, el barrio, internet, …, también educan para bien o para mal. Pero eres tú, quien tiene el derecho y el deber de formar su conciencia, con tu ejemplo y con tu dedicación. No dejes que tu hijo sea un huérfano digital.

Nuestra tarea con las nuevas tecnologías son: de acompañamiento y de supervisión, sin invadir su intimidad. Piensa que no se trata de espiar, se trata de educar.

Son síntomas de ser víctima de sextorsión: el nerviosismo al recibir un mensaje, estar conectados hasta altas horas de la noche, cambios de ánimo y de humor, perdida de apetito, baja autoestima injustificada, bajo rendimiento escolar.

Snapchat: la Comisión Federal del Comercio de los Estados Unidos considera que ha engañado a sus usuarios

En Kids and teens online

snapchat

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En los dos últimos meses he impartido formación a alumnos/as de más de 30 centros escolares de Madrid, Sevilla, Bilbao y otras ciudades, y en todas he podido constatar la misma realidad: un aumento en el uso de aplicaciones de mensajería instantánea como Snapchat entre los alumnos de 6º de Primaria, 1º y 2º de la E.S.O. Es decir, niños y adolescentes de 11 a 14 años de edad.

La principal característica que distingue a Snapchat de otras aplicaciones de mensajería, es que permite enviar fotos y vídeos que se autoeliminan pasados unos segundos. Es decir, que un adolescente puede enviar una imagen a otro sabiendo que en menos de 10 segundos se borrará automáticamente. Como era de esperar, es una aplicación muy valorada a la hora de enviar fotos inapropiadas (sexting), o a la hora de enviar imágenes con contenidos amenazantes. Chicos y chicas que no se atreverían a enviar una fotografía determinada por miedo a que después pudiera ser difundida a terceros, o almacenada a la espera de ser utilizada, ven en este sistema un medio seguro para hacerlo.

Pero esta genialidad no ha sido creada con muchas garantías ni con mucha seguridad. Al recibir una foto es posible realizar una captura de pantalla y salvar por tanto la fotografía recibida. Pero, si se prefiere, es posible descargarse alguna de las aplicaciones que existen para guardar las fotos recibidas a través de Snapchat haciendo ineficaz el borrado. Aplicaciones como “SnapHack Pro”para iPhone permiten hacer esto sin que la persona que envió la foto sepa que ha sido copiada y almacenada. Para sistemas Android existen otras como “SnapCapture”.

Leer más

Gossip

Sindicato de Padres

El fenómeno de los Informer se ha extendido a ciudades, colegios e instituciones de toda Cataluña


La intención de estos “periódicos de cotilleos” es hacer de intermediario entre los alumnos de la universidad o el colegio para aquellos  que tuviesen algo que decirse pero que no se atreviesen a hacerlo directamente. La idea es servir de plataforma para enviar mensajes de forma anónima a cualquier persona del campus o del colegio.

Los cotilleos que se publican en las páginas de facebook, los llamados “Informers”. Este fenómeno ha traspasado las universidades para pasar a las escuelas de secundaria. El problema está en que se hablan de forma anónima y sin control y puede ocasionar que se propasen en sus conversaciones. Los cotilleos son subidos de tono y a veces se generan burlas, ridiculización y hasta ciberacoso y bullying. Los Informers de los colegios no están moderados y aunque pueden resultar divertidos no se debe permitir las insinuaciones sexuales denigrantes y los insultos incluso a profesores. Lo que comenzó como un diario de noticias del entorno debe ser limitado.

El mecanismo es el siguiente: se envía un e-mail a la página de facebook del informer que te interesa  y desde allí  se encargan de publicarlo sin el nombre del autor. De esta forma, la página está llena de mensajes anónimos.

La idea del anonimato en los informers de universidades  ha animado a mucha gente a contactar con personas a las que no conoce. En escuelas más pequeñas está sirviendo para hacer a veces comentarios vejatorios de otros compañeros  y de profesores. Los mensajes suelen ser mucho más directos y subidos de tono de lo que serían si se escribiesen con nombres y apellidos aunque  los administradores  saben quién los envía.

Al tratarse de un muro anónimo, cada uno cuelga lo que le parece.  Hay quien se queja, hasta quien hace comentarios  y ridiculiza a otras personas. Lo que para unos es un entretenimiento o una página sin más importancia, para otros es un instrumento peligroso que puede esconder agresiones verbales a personas concretas.

Leer más