Entradas

Oh mi princesita!!!

Por Katie Hinderer

¿Significa dar un paso atrás que las niñas abracen lo cursi y  lo femenino?

Existe cierta preocupación en los círculos feministas que la cultura actual para niñas y adolescentes es perjudicial para su futuro como mujeres fuertes, libres y de  pensamiento independiente. La inquietud de estas es que los tutús rosa, las princesas perfectas, los zapatos de tacón alto y joyas de plástico es negar la dura lucha por la igualdad de los sexos. Esta generación joven, (según dichos círculos) parece estar dando un paso hacia atrás, abrazando los volantes, los tutus y lo femenino.

Princesas Disney, Cenicienta, Blancanieves; Belle Y la Bella Durmiente

Pero… ¿Es  eso realmente tan malo? Tal vez hay beneficios en el movimiento  de los jóvenes para alejarse de esta igualdad entre los sexos, tal vez el verdadero problema viene cuando los adultos se involucren en la ecuación. Tal vez la generación más joven ve algo que nosotros los adultos no vemos en esa  tendencia  femenina principesca.
Por ejemplo, la percepción de una joven de lo que hace una princesa se basa principalmente en las películas que ven y cómo los adultos les hablamos…. Cuando un niño de cinco años de edad, se queja de que quiere un juguete nuevo y su madre se rinde y dice: “Oh, eres una princesa!” La niña archiva en su cerebro la información que quejarse hasta que consigue lo que que desea es lo correcto. Sin embargo, la misma escena puede ser aprovechada para enseñar que Cenicienta demostró ser una princesa al aprender a utilizar aquello que tenia sin quejarse reutilizando la ropa que le daban para hacer algo nuevo.
Después de todo, las princesas en la mayoría de las películas de Leer más