Entradas

Instagram and Your Kids: What would Piaget Say?

insta

By Meg Meeker, MD|

Amy is a junior at an Ivy League University. She recently commented that many of her friends spend time and money glamming up for shots to post on Snapchat or Instagram. The point? To get “Likes” of course.

The power of that one click word in the lives of coeds in top-tier colleges, troubled teens, and adolescents of all stripes gains momentum daily. Interestingly, the word isn’t “respect, love or admire” – it is “like.” What a silly, meaningless word. But it is changing the personalities and identities of our teens and young adults everywhere.

The word is trouble for teens and young adults and here’s why. The great psychologist Jean Piaget posited years ago that there are four stages of cognitive development children experience before they become adults. These stages are: sensorimotor stage (0-2), pre-operational stage (2-7), concrete operational stage (7-11) and the formal operational stage (12 and up.)

In this fourth stage, Piaget describes what he calls the adolescent imaginary audience. This is the condition where the immature mind conceives that everyone outside of them watches their every move.  You remember this. At 16, you were embarrassed by acne because you believed that the moment you walked into class, all eyes would stare at the lone pimple on your chin. Or the high school soccer star who practiced endlessly in his backyard to millions of imaginary cheering fans. It felt at once wonderful but awful. All eyes are on you because you are so significant and yet, those same eyes see your greatness (usually imaginary too) as well as your flaws.

Allowing our kids’ fragile egos to be shoveled ‘likes’ or ‘dislikes’ day after day is cruel. Click To Tweet

What Piaget didn’t foretell was that his theories were going to become reality. The elusive imaginary adolescent audience would dissolve into a quasi-imaginary audience in the form of  Instagram, Snapchat, and Twitter where anyone could see any teen at any time. We could call the audience real but in fact, it isn’t wholly real. Yes, real people view pictures and posts, but they do so in a dangerous vacuum. Their responses are dissociated from relationships, feelings or exchange of truth. Most significantly, they feed the adolescent ego that craves attention from the imaginary audience. And herein lies the real danger. Piaget described a stage that teens move through in order to mature into psychologically healthy adults who can think beyond their own egos and learn compassion, empathy, and generosity.

Instagram and the like trap young adults and teens in this fourth stage by reaffirming the ego’s need to be fed hour after hour, day in and day out. That attention is the tiny icon thumb pointing up or pointing down.

The elusive imaginary adolescent audience has dissolved into a quasi-imaginary audience in the form of  Instagram, Snapchat, and Twitter.

As good parents, we need to understand that Piaget was right. Allowing our kids’ fragile egos to be shoveled ‘likes’ or ‘dislikes’ day after day is cruel. It prevents them from becoming fully formed, clear-thinking and happy adults. In fact, do something bold today. Ask yourself why you are on Instagram and social media?  The truth is, it makes each of us feel better when we look happier/more successful/prettier etc. than our peers. Snapchat and Instagram are nothing but ‘show-off’ zones for the insecure. And I’ll admit – I’m insecure.  If you and I as mature adults feel better or worse with likes or dislikes, think how much more profoundly a young teen feels with them? Are you willing to post a photo of yourself without your makeup or when you just got out of bed? I didn’t think so.

Snapchat and Instagram are nothing but ‘show-off’ zones for the insecure.

Shrinking the ego to its healthy size takes years, so help your kids. Their minds and intellects are nothing to fool around with. Either keep them off social media altogether (yes this can be done and I have many mothers in my practice who can prove it) or limit your kids’ – particularly your daughters’ – participation in it to 30 minutes a day. You will be amazed how much better they will feel about life, themselves and yes, how much healthier they will be psychologically.

That’s what Jean Piaget would do.

¿Qué tipo de fotos publican tus hijos?

Las que pueden publicar, las no convenientes y las peligrosas

Realmente Instagram es una red social que puede ser muy peligrosa para los y las menores. Aquí ellas suelen ser más activas. debemos estar pendientes de que hacen nuestros hijos en Instagram y dar criterio. Nada mejor que estas recomendaciones de Empantallados.

índice

A veces los padres no tenemos ni idea, o no comprendemos qué sentido tienen las fotos que publican nuestros hijos. Es bueno que en algún momento hayamos hablado con ellos sobre qué fotos pueden publicar, cuáles no son convenientes  y cuáles pueden llegar a ser incluso peligrosas.

  • Fotografías tipo selfie: el autorretrato es una forma actual y espontánea de comunicarse, que además está de moda. No debe preocuparnos siempre y cuando no sea excesivo el narcisismo o postureo. Sin embargo, estate atenta/o si solo publican selfies, muchas veces frente al espejo, y no incluyen en ellos el sentido del humor.
  •  Fotografías que muestran la intimidad familiar o de los amigos: parece obvio qué fotos no se deben enseñar fuera de la intimidad familiar, pero los adolescentes a veces no lo tienen claro. Cuando se hacen fotos en casa en cualquier momento es bueno que se planteen qué cosas no es necesario enseñar a cualquiera. También con su grupo de amigos: hay cosas que se pueden compartir con el resto del mundo, pero algunas situaciones requieren un poco más de respeto.
  • Fotos que puedan perjudicar el honor de terceras personas: es habitual que reciban una foto de algún compañero o conocido que haya metido la pata en algo, o que sale realmente mal. A veces publicar este tipo de cosas puede hacer verdadero daño al protagonista. ¿Te gustaría que publicaran una foto tuya así?
  • Fotos provocativas: hay una moda entre los adolescentes, bautizada como sexting, que consiste en enviar fotografías íntimas, con contenido erótico e incluso sexual. Normalmente este contenido se envía a una sola persona, pero es muy común que antes o después esas fotos se reenvíen. Si las publican, reenvían o las guardan podrían ser cómplices de algo que puede llegar a ser delito. Hay fotos que es mejor no hacer.
  • Fotos que ofrezcan datos personales: por una cuestión de seguridad no es bueno que los menores publiquen fotos que puedan identificar su domicilio o colegio, ni muestren datos como la matrícula del coche u otros datos personales. Tampoco que su nombre de perfil sea su nombre completo, o con su fecha de nacimiento. Y por último, es desaconsejable  publicar la ubicación, o información sobre dónde han sido tomadas las fotos.

Instagram la app que sigue batiendo records

Unos consejos de Padres en la Red sobre Instagram no están de más. Actualmente es la app más utilizada por nuestros adolescentes. Que los disfrutéis.

Es verdad, las redes sociales basadas en compartir fotografías, imágenes y vídeo son las que más están triunfando en el mundo juvenil (Instagram, Snapchat, Periscope, …) Resulta curioso ver cómo los jóvenes utilizan estás plataformas para comunicarse con sus amigos incorporando notas, opiniones, menciones, …

Lo primero que debemos recordar es que para utilizar Instagram hay que tener, como mínimo, 14 años.

Qué riesgos existen

En principio es una herramienta bastante inofensiva. Puede ser una gran ocasión para educar a tus hijos en aspectos tales como seguridad, privacidad e intimidad en la red y el respeto a los demás.

  • Seguridad, darle a la contraseña la importancia que tiene, debe ser secreta y no se debe compartir con nadie.
  • Privacidad, se dice que en internet las fotos son indelebles, realmente son muy difíciles de borrar y dejan rastro (rastro digital) pudiendo afectar a la reputación online de tu hijo.
  • Intimidad, tenemos que ser cuidadosos con los datos personales que publicamos. Instagram permite poner una biografía, podrías ayudar a tu hijo a expresar “quién es”. También hay que evitar relacionarse con desconocidos que nos pidan que les sigamos.
  • Respeto a los demás, si publicamos una foto donde aparecen otras personas tenemos que contar con su consentimiento. Por otra parte, tenemos que ser comedidos con los comentarios que pongamos de otras personas.

Consideraciones en cuanto a la privacidad

  • Aunque puedo publicar fotos privadas, el perfil es público y visible por todos. La foto de perfil, nombre de usuario y la biografía la ven toda la comunidad.
  • Se puede sincronizar lo que publicamos en Instagram con otras redes sociales, a esto le llama “cuentas vinculadas“. Resulta paradójico ser cuidadoso con quién ve lo que publico en Instagram y descuidar la sincronización automática con otras redes donde la lista de amigos puede ser infinita.
  • Instagram permite definir la cuenta privada, sin embargo si vamos agregando “amigos” deja de ser privada para todas esas personas.
  • Etiquetado, Instagram permitir etiquetar a personas. Es muy recomendable activar la opción de que nos envíe un correo cuando alguien nos etiquete, de esta forma, si no te gusta puedes eliminar la etiqueta con lo que, aunque la foto no se borra, no está relacionada contigo.

Podemos sugerir a nuestros hijos

  • Que cuide su imagen en internet y la de los demás.
  • Instagram, como todas las redes sociales, permite bloquear a aquellas personas que nos molestan.
  • Mejor no sincronizar Instagram con el resto de redes. Si interesa que una foto aparezca en otra red, se publica en ella y ya está.
  • Desactiva la geolocalización, salvo que quieras dar a conocer dónde se tomó la imagen.

El adolescente usuario de INSTAGRAM tiene más de 200 seguidores, sube menos de 5 fotos a la semana y recibe 50 like por foto

Os queremos recomendar este post de Kids and teens online. Instagram se está posicionando como la red social más visitada de los adolescentes y por lo tanto debe ser objeto de atención por parte de las familias. Leed con atención porque es tan importante Instagram para los adolescentes.

teens

La red social de éxito entre los niños y adolescentes españoles es INSTAGRAM, y el éxito lo ha obtenido gracias a una circunstancia y una funcionalidad. La circunstancia es sencillamente que está de moda, y mientras sea así seguirá creciendo y creciendo. Y esto es debido en buena medida a que es percibida como una red juvenil, mucho más fresca y dinámica, con un acceso fácil desde los terminales móviles. Facebook, por el contrario, es la red de los mayores.

Y la funcionalidad es sin duda el absoluto protagonismo de la fotografía. Al margen de los comentarios debajo de las fotos, y la posibilidad de enviar mensajes directos, funciona como un álbum fotográfico. Para personas acostumbradas a inmortalizar con sus smartphones todo cuanto viven, es el complemento ideal para compartirlo con los demás. Al menos mientras la privacidad sea relegada a un segundo plano ante la necesidad de relación, aceptación e integración en el grupo.

Pero al margen de las cuestiones relativas a la seguridad y privacidad que pueden surgir, es necesario trabajar con los menores de edad sobre dos aspectos en los que muchos de ellos han entrado a competir: el número de seguidores en sus perfiles, y el número de LIKE o ME GUSTA que consiguen obtener en una fotografía. Estas dos cuestiones son primordiales en la relación que los menores establecen con la red social, y son utilizadas como baremos para medir su nivel de éxito en la propia red. Un o una adolescente con 300 seguidores, será considerado/a mucho más popular que otro con solo 35 seguidores. Del mismo modo, una fotografía que es “premiada” por el grupo de seguidores con 100 ó 150 ME GUSTA, será más valorada y motivo de gran satisfacción para quien la haya colgado. Estimulará el núcleo de accumbers en su cerebro, y reforzará su autoestima y su nivel de aceptación (ver: Artículo)

Ambas cuestiones serán motivo de estudio en próximos artículos, pero en este primero e introductorio creo conveniente situar estadísticamente la cuestión, para que sepamos de qué estamos hablando. Estoy finalizando el análisis de los datos de un estudio que he realizado con una muestra significativa de 500 alumnos/as, de entre 12 y 14 años, pertenecientes a 1º y 2º de E.S.O. de doce centros distintos (públicos, privados, concertados, de entorno urbano, rural, etc.) Y lo llamativo es que apenas he encontrado diferencias significativas entre unos grupos y otros, salvo algunas previsibles en las que profundizaré en su momento.

Estos son algunos de los datos obtenidos:

Número de seguidores en INSTAGRAM:

-50 : 8%;  50-100 : 16%;   100-150 : 19%;   150-200: 18%;   +200 : 39%

Número de fotos que suben a la semana:

-5 : 91%;   5-10 : 6%;   10-15 : 0%;   15-20: 2%;   +20 : 1%

Número de LIKE o ME GUSTA en la mejor foto:

-25 : 9%;  25-50 : 31%;  50-75 : 20%;  75-100 : 16%;  +100 : 24%

En las fotos con más ME GUSTA el/la adolescente sale:

Sol@ : 34%;   Con amig@s : 64%;   Otros : 2%

Quién realiza la foto que más ME GUSTA recibe:

Es un selfie : 44,5%;   Otra persona: 55,5%

Estado emocional reflejado en las fotos con más ME GUSTA:

Ninguno en particular : 19%;   Sonriendo : 81%;   Triste: 0%

Tal y como veremos más adelante, los adolescentes tienden a alcanzar un número de seguidores mayor del que pueden controlar realmente, ya que es muy elevado el porcentaje de los que tienen  más de 200 seguidores. Se trata de una tendencia que va en aumento. Por otro lado, y esto es muy positivo a la hora de trabajar el tema con los alumnos/as, al cruzar datos constatamos que cuantas más fotografías publica el usuario menos ME GUSTA recibe. Es decir, que el hecho de publicar muchas fotografías no garantiza un mayor número de ME GUSTA. Esto parece que es algo de lo que se están dando cuenta, ya que apenas un 9% llega a publicar más de 5 fotos a la semana. Es importante también la faceta de grupo en las fotografías, que nos servirá para trabajar sobre el narcisismo: las fotos que más LIKE reciben no son las fotos en las que salen solos/as, sino las fotos de eventos, fiestas, actividades o salidas en grupo. El estado de ánimo positivo y alegre es otra constante, como no podía ser de otra manera. Y como también sucede, por supuesto, entre los adultos…

Continuaremos con el tema.