Entradas

La Belleza se encuentra en el lugar menos esperado

Por Catherine L’Ecuyer

La Belleza se encuentra en el lugar en el que menos esperamos encontrarla. Que le pregunten a Kelly Hampton.

Kelly Hampton está casada, tiene dos niñas, es bloguera y fotógrafa. Antes de tener a su segunda hija Nella, reconoce haber tenido una vida muy fácil. Según ella, lo más doloroso hasta entonces había sido tener a su marido de viaje más de un día.

A punto de dar a luz a Nella, rodeada de sus amigas y de sus familiares, pasó lo que nunca jamás se hubiera podido imaginar. En el momento en que nace Nella, se la acercan y recuerda: “Al minuto de verla, vi claramente que tenía Síndrome de Down, y nadie más lo sabía. La cogí y lloré, buscando en la sala de parto para encontrarme con la mirada de quién me diría que no lo tenía. (…) Lo único que recuerdo es su cara. Nunca olvidaré mi hija en mis brazos, abriendo sus ojos, una y otra vez… nuestros ojos se encontraron, su mirada fija… hizo agujeros en mi alma. “Quiéreme. Quiéreme. No soy lo que te esperabas, pero por favor, quiéreme.” (…) Ese momento fue el más determinante de mi vida. Ese fue el inicio de mi historia.”

Kelly tiene un blog, “Enjoying the Small Things”, en el que cuenta su experiencia. En poco tiempo, el blog recibió más de 27 millones de visitas.

Kelly dice haber aprendido que la belleza se encuentra en el lugar en que menos esperamos encontrarla, también en la imperfección. “Miro a mis hijas con asombro, entendiendo que el crecimiento de esas minúsculas células en seres extraordinarios que respiran, se mueven y me alcanzan son un milagro. Ellas son un regalo.”

Leer más