Entradas

No te conviertas en un PHONBIE

La iniciativa de PROTEGELES de realizar una campaña de prevención sobre el uso del móvil por parte de adolescentes nos parece una de las mejores medidas que se pueden realizar para fomentar la sensibilización contra las adicciones y los abusos. Nuestra felicitación.

 

Finaliza el curso escolar y con él la Campaña “The Phonbies”. Miles de alumnos/as de numerosos colegios e institutos han participado en esta original acción preventiva, cuya finalidad es promover el uso seguro y responsable de la telefonía móvil.

La campaña se inició con un spot televisivo y una página web: http://www.thephonbies.com/  combinada con la difusión de carteles en sitios estratégicos como el Metro de Madrid, y seguida de talleres formativos dirigidos alumnos/as de distintas edades.

El objetivo de la acción ha sido sensibilizar a los más jóvenes sobre la importancia de hacer un uso seguro y responsable de sus tablets y teléfonos móviles, abarcando temas que van desde la prevención del ciberbullying, el grooming o el sexting, hasta cuestiones importantes sobre las aplicaciones que habitualmente se descargan en internet. Se han tratado aspectos como las autorizaciones que se conceden en las descargas de dichas aplicaciones, cuestiones importantes sobre el manejo de sistemas de mensajería instantánea como WhatsApp o SnapChat, redes sociales como Instagram o juegos multijugador como el Clash of Clans.

Desarrollada por PROTEGELES y la Fundación SmileStone, y financiada por la Comunidad de Madrid, ha sido muy bien valorada tanto por los alumnos/as como por los profesores/as que han participado en los talleres. El lenguaje cinematográfico y el sentido del humor con el que se lanza el mensaje, ha hecho que el término “phonbie” se esté convirtiendo ya en parte del vocabulario que muchos de los más jóvenes utilizan para referirse al “adicto”, o persona que realiza un uso abusivo y poco equilibrado del smartphone.

¡Esperamos que la campaña pueda extenderse para el próximo curso en más centros educativos!

 

Hablando sobre educación, en Actualidad Docente

Una vez más el tema de la tecnología en la educación es un tema que desde el Sindicato de Padres genera mucho debate e interés. Queremos compartir este artículo de Enrique Dans que como siempre aporta datos y claridad a la discusión.

eDans moviles

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ignacio Bazarra me entrevistó en mi despacho el pasado marzo para el primer número de la nueva etapa de la revista Actualidad Docente, editada por la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), y el resultado ya está disponible bajo el título “Móviles en el aula: armas de conexión” (en pdf), con fotografías de Alberto di Lolli, recientemente galardonado con el premio Ortega y Gasset de Periodismo.

Hablamos de la introducción de los smartphones y la tecnología en el aula y de cómo esto solo puede plantearse si se acompaña de los necesarios cambios metodológicos que transformen la enseñanza desde el absurdo actual basado en el entrenamiento exhaustivo de unas habilidades memorísticas completamente innecesarias, para convertirla en una verdadera experiencia de aprendizaje adaptada a un mundo en el que los conocimientos están a un clic de distancia.

Los sma
rtphones
como “arma de distracción masiva” frente a conceptos más centrados en la flipped classroom 
que tratan de aprovechar la riqueza de la interacción personal basada en una preparación previa, en lugar de fomentar que el alumno “se aprenda” unos contenidos que posteriormente tiene que recitar o volcar en un examen – para olvidarlos posteriormente si no se usan habitualmente. Leer en clase o escuchar a un tipo que lee mientras se toman notas son pérdidas de tiempo absurdas, que solo llevan a la desmotivación y al fracaso, a un mal uso de los recursos. Pero lógicamente, todo ello enmarcado en una redefinición de las reglas, del uso de esos recursos, con la disciplina adecuada, y con un reenfoque del papel del profesor. En lugar de pedir a los alumnos que “desconecten”, pidámosles precisamente que conecten, preparémosles para el mundo en el que van a desarrollarse personal y profesionalmente. Lo contrario, la vocación por seguir atados a un conocimiento encapsulado y a unas metodologías a todas luces absurdas e inútiles hoy en día, es perder el tiempo miserablemente.

Cuidado con la tablet o el smartphone en el cuarto de baño

Por

La relación de los menores con la webcam del ordenador no siempre es inofensiva, y puede conllevar más de un quebradero de cabeza. En la mayoría de los casos la webcam aparece ya integrada en los portátiles que permanecen todo el día presidiendo los escritorios de sus habitaciones. Este pequeño agujerito en la parte superior del ordenador, que muchos aun no utilizan, puede convertirse en uno de sus mayores problemas…

En los talleres que realizamos en centros escolares, nos encontramos en ocasiones con adolescentes que afirman utilizar la webcam como “herramienta de seguridad”. Cuando les preguntamos por esta cuestión, la respuesta suele ser la misma: “me permite chatear con alguien siendo consciente de que es quien dice ser. O al menos que es cómo dice ser… Si aparece un señor de 45 años diciendo que es una chica de mi edad lo veo enseguida”. Inocentes… Con todos sus conocimientos de nativos digitales, muchos menores no saben que en internet circulan programillas que permiten grabar las imágenes obtenidas por la cámara y revertirlas en la conversación siguiente. Es decir: un señor de 45 años podría chatear con una niña de 13 años haciéndose pasar por un menor con su webcam estropeada. Podría grabar fácilmente las imágenes de la niña tecleando y saludando. Después repetiría la misma operación con un adolescente de 14 años, pero en esta ocasión le proyectaría el vídeo grabado anteriormente, de tal forma que este menor estaría viendo en su monitor a una niña de 13 años… Así es: lejos de ser una herramienta de seguridad, la webcam es una buena forma de engañar a alguien.

Leer más

Alguna cosa está cambiando

Por Maite Marin

El otro día comentábamos en el tren los vídeos de tiempos pasados ​​que nos llegan por mail, Facebook o WhatsApp titulados por ejemplo ” A los Nacidos tas del 75” . Te hacen recordar con añoranza un buen número de grandes momentos de la infancia y te hace pensar con pena el que viven actualmente nuestros hijos.

No es que vivan mal ni mucho menos, pero están viviendo la niñez de manera muy diferente a nosotros y tenemos la sensación de que están perdiendo la posibilidad de experimentar un montón de cosas.

Hemos pasado de una época en la que los hijos se adaptaban al ritmo de la familia a la actual donde son las familias las que se adaptan al ritmo de los hijos. Los hijos son los grandes protagonistas y de alguna manera los estamos sobre protegiendo en exceso. Cuando éramos pequeños y acompañábamos a los padres a un restaurante, por ejemplo, sabíamos que nos teníamos que llevar bien y sólo hacía falta un aviso para tenerlo claro. Ahora parece que para llevarse bien necesiten de la tecnología (móviles, tablets, maquinitas, … ) y un sin fin de avisos.

Me considero una persona pro tecnología e intento estar al día en todos sus aspectos tanto para mí como si alguna vez los tengo que enseñar a mis hijos o tengo que controlar el uso que ellos le dan, pero tampoco hay que pasar del nada al todo.

Centrándonos en los móviles debemos decir que nosotros, los adultos somos los primeros que estamos todo el día conectados, ya sea por trabajo o por ocio, y esta es la imagen que los niños ven de nosotros. Otro ejemplo sería que dejamos el móvil a los más pequeños de la casa porque es muy gracioso verlos coger el aparato y ponerse a bailar al ritmo de canciones sentaditos en la sillita. Desde pequeños nuestros hijos han visto el teléfono como un juguete que nos da todo lo que queremos y no como un aparato para llamar.

Leer más

Móviles a los niños!!, o como matar moscas a cañonazos!!

Por Sara Pérez-Tomé


-Los padres nos quejamos de que la infancia es cada vez mas corta y la adolescencia cada vez mas larga-

Y de hecho todos los estudios psicológicos y madurativos nos dan la razón.

Pero echar la culpa a lo medios de comunicación, los avances científicos y técnicos, el nuevo ritmo de vida familiar,  el stress …  es no enfrentarse como padres a la responsabilidad de nuestra función educativa en nuestros hijos y el entorno vital que les rodea.

Nuestros hijos esperan de sus padres desde que nacen no sólo el mejor mantenimiento material que podamos darles sino también y más importante aún que les demos los valores para saber administrar en un futuro su persona y  sus bienes materiales.

Una de las cosas que no permite ayudarles a ser buenos administradores de su vida en un futuro, es el hecho de dejar que nuestros niños tengan acceso al uso de  un teléfono móvil de ultima y altísima generación.

Leer más