Entradas

Educar al lado de los docentes para ayudar a sacar “la mejor versión de nuestros hijos”

El día 4 de julio se celebra el congreso de Gestionando hijos un evento dirigido a madres y padres que quieren saber más para educar mejor. Os lo recomendamos y también os recomendamos este artículo en el que explica la necesidad de apoyar a los profesores en su tarea de formar y educar a nuestros hijos.

profesores1-e1432718162154

 

“Un niño, un profesor, un lápiz y un libro pueden cambiar el mundo”. Así habla Malala Yousufzai, joven flamante Nobel de la Paz después de defender el derecho a la educación frente a los ataques de los talibanes. En Gestionado Hijos estamos convencidos de que esto es así. Por eso, apostamos por apoyar y estar al lado de los docentes para sacar la mejor versión de nuestros hijos.

Hace unos días, saliendo de un colegio, pudimos escuchar esta conversación entre dos madres rodeadas de sus hijos e hijas, de unos 8 y 10 años de edad:

-Después de pasarnos todo el fin de semana estudiando para el examen de hoy, la profesora lo ha suspendido. ¿No os ha dicho por qué? – preguntaba una madre con tono indignado.

Una de las hijas responde:

-No, no nos ha dicho nada ni cuándo será.

-¿Pero será imbécil? Seguro que se quiere ahorrar trabajo. – insistía en su indignación la madre.

-Me parece fatal, lo podría haber explicado. – respondía un poco más templada la otra madre.

Cualquiera que escuche la conversación desde fuera puede concluir que esta actitud y este tono al hablar de los profesores de nuestros hijos no ayudan a educar mejor, no es positivo y no es inteligente. ¿Cómo reaccionará esta niña ante los trabajos que encargue la profesora en cuestión? ¿Qué imagen tendrá de la profesora y su labor después de escuchar las palabras de su madre? Al escuchar esta conversación es inevitable preguntarse: ¿por qué la madre no pide tutoría con la profesora?, ¿por qué no le pone una nota en la agenda de su hija para preguntar qué ha pasado?, ¿por qué muchas veces los padres y madres disparamos a los profes antes de preguntar? , ¿por qué siempre está en boca de todos que los profesores trabajan poco cuando no es así?  Cualquiera que conviva con profesores sabe de las tardes corrigiendo, planificando clases, asistiendo a cursos…

No tenemos que estar de acuerdo con todo lo que decidan los profesores, pero desprestigiar su figura, faltarles el respeto y no buscar una comunicación franca y directa para aclarar malentendidos o tener información no ayuda a nuestros hijos en nada.  Además, es muy positivo contar con la colaboración de los profesores para conseguir la mejor versión de nuestros hijos. Al fin y al cabo, el profesor conoce muy bien a nuestros hijos.

En Gestionando Hijos sabemos que todos educamos: padres, madres y otros familiares, profesores… Y como nos contaba Eva Bach en el primer encuentro Gestionando Hijos, la confianza y el respeto deben ser las bases de la relación entre todas las personas encargadas de educar a nuestros hijos. “Los padres tenemos que estar convencidos de que nuestros hijos están en buenas manos. Cuando nos validamos, ganamos todos”. Eva, que en Barcelona nos hablará de  la adolescencia,  nos anima a implicarnos en la necesaria tarea de “restablecer el prestigio de la profesión docente. La profesión docente es la única que enseña y ayuda a desarrollar todo el resto. Tenemos que contribuir a que los profesores sean mirados con toda la autoridad y todo el respeto”.

En Gestionando Hijos, queremos contribuir a este noble objetivo y por eso hemos estado desde el principio en contacto con docentes, porque ellos y ellas son compañeros imprescindibles en este viaje si queremos educar mejor. Algunos de nuestros ponentes en nuestro segundo encuentro en Barcelona han sido o son profesores, como la propia Eva Bach y Carlos González, Por otro lado, tenemos una visión de los profesores como personas con una gran vocación de construir un futuro mejor, en línea con lo que contaba la maestra Rita Pierson en esta apasionante charla TED. Además,  produjimos con Fundación SM este breve vídeo en el que padres maestros y madres maestras reflexionan sobre la tarea educativa.

El desarrollo de la autoestima en los niños

David Cortejoso del blog: Comete la sopa

La autoestima es el conjunto de sentimientos y creencias que tenemos acerca de nuestra propia persona, de nuestra forma de pensar  y actuar y de nuestra posición y estatus en el mundo en el que vivimos, es decir, la autoestima es el cómo nos definimos a nosotros mismos. Esta autoestima influye a su vez en la forma en la que interpretamos nuestros actos, en cómo nos sentimos y expresamos esas emociones, y en nuestro conjunto de motivaciones, actitudes y comportamientos. Por lo que, a simple vista, la autoestima se antoja bastante importante.

Igualmente, en los niños, el desarrollo de una autoestima correcta, adecuada y equilibrada, va a ser algo fundamental en su  bienestar y en la relación con los demás.

Desarrollo de la autoestima en los niños

El desarrollo de la autoestima comienza en realidad a edades muy tempranas. Desde que el niño comienza a explorar y a experimentar, tanto las distintas vivencias nuevas para él como las ya conocidas, comienza a tener situaciones de fracaso y de éxito, que ayudan a moldear su autoestima, reforzándola o moldeando en un sentido o en otro.

La mayor influencia del desarrollo de la autoestima en los niños en los primeros años de vida, la ejercemos los padres. Posteriormente es verdad que se van incorporando otras figuras importantes en la maduración del niño, pero la familia sigue siendo el mayor campo de influencia sobre la autoestima.

Leer más

La importancia del vínculo afectivo paterno

David Cortejoso

Todos sabemos de la importancia que tienen tanto una madre como un padre en la educación y en el desarrollo emocional de sus hijos. Pero siempre leeréis u oiréis hablar de lo importante que es el vínculo afectivo maternal y de las excelencias de la madre en la crianza de los niños. Y tienen toda la razón, pero ¿y el padre? El vínculo afectivo paterno es el gran olvidado…

El vínculo paterno y su olvido

Abundan, como os decía, las publicaciones en internet, en revistas especializadas, en prensa, en documentales de la tv, etc., las investigaciones sobre la importancia del vínculo afectivo materno con los niños, la importancia del “piel con piel” nada más para el niño, de lo bueno del lenguaje maternal para el desarrollo emocional, de lo importante de que la madre estimule al niño cuando aun está en el útero… y, sin embargo, hay escasez de publicaciones en cuanto al vínculo con el padre y todo lo que puede aportar.

Y todo esto lo comento como padre interesado en la temática, pero también como psicólogo. En mi opinión hay mucha y muy buena difusión del papel de la madre, pero poca en cuanto al papel del padre. Es lógico pensar, que puede deberse a varias razones de peso: el papel del padre a lo largo de la historia menos implicado en la crianza; el machismo reinante siglos atrás y con vestigios aun en nuestra época; el hecho de que todas estas publicaciones y medios tengan un público mayoritariamente femenino, etc.

Sin embargo, en esta ocasión como padre, debo romper una lanza a favor de las nuevas generaciones y su implicación en la crianza. Está claro que aun no podemos generalizar como al nivel de la madres, pero nos empezamos a implicar, a colaborar en las tareas domésticas, a preocuparnos por los deberes y las actividades extraescolares, a pasar más horas cuidándolos, porque ahora la mujer trabaja, o simplemente porque ahora le damos más importancia al tiempo que pasamos con nuestros peques.

Leer más

Te observan todo el día

Por Catherine L’Ecuyer

Madre Teresa de Calcuta decía: “No te preocupes porque tus hijos no te escuchan… Te observan todo el día”.

Si alguien todavía esta dudando del poder del ejemplo -bueno o malo-, a continuación un video que fue denunciado por Save the Children, en el que unos niños están jugando a ser suicidas terroristas, porque eso es lo que ven en su cotidiano… Una triste escena que ilustra el poder del ejemplo de las personas -padres, maestros, vecinos, familiares, compañeros…-que pasan mucho tiempo con nuestros hijos, o de los contenidos audiovisuales que ocupan muchas horas de su tiempo – videojuegos, internet, películas, DVD…-

Hace falta toda la tribu para educar a un niño, como dice el proverbio.

Por Catherine L’Ecuyer en Apego & Asombro

El congreso de las mentes brillantes decreta el fracaso del modelo educativo español

Por  Catherine L’Ecuyer

El pasado martes, tuvo lugar el III Congreso de mentes brillantes. A continuación un resumen esquematizado de algunas conclusiones respecto al sistema educativo español. En color mis comentarios… Os animo a comentar este post, ¡hay mucho para hablar y pensar!

1. El modelo “sólo examina” a los alumnos y no a sí mismo ni a los profesores.

Sin la capacidad de introspección y un afán verdadero de mejora continua, es imposible la excelencia y la rectitud de intención educativa. Sin caer en la obsesiva búsqueda de la novedad (la novedad por la novedad), es necesario que padres y educadores nos acompañemos de la sana duda que nos permite superarnos continuamente en nuestros métodos y estilos educativos.

2. Hay que dejar de preparar a los alumnos para la certeza y hacerlo para la incertidumbre

3. El sistema educativo está fundamentado en la creencia que los niños no quieren aprender y no es cierto

La creencia de que el niño no quiere aprender es la premisa del método mecanicista. Como el niño es supuestamente perezoso, entonces hemos de bombardearle de estímulos externos, “inculcarle” las enseñanzas y los valores. Hemos de dejar de “inculcar” y volver  a “educar”. Sin caer en una educación excesivamente naturalista, hemos de preguntarnos: ¿No tiene suficiente fuerza la belleza de la verdad y de la bondad?

4. Hace falta dignificar la profesión, elevando los estándares para  el acceso a la profesión de maestro. Un sociedad que no lo hace es una sociedad enferma.

5. Hemos de volver a introducir lo mágico de los cuentos de hadas en las escuelas. Einstein decía “si quieres que tu hijo aprenda, cuéntale un cuento de hadas; si quieres que aprenda más, cuéntale dos cuentos de hadas.”

También decía Einstein: “La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado el regalo.” Hemos de ir con cuidado en no apagar la sed de misterio que tienen los niños, es lo que les hace ver el mundo que les rodea como una oportunidad infinita de conocer…

Leer más

Supernannies o Padres??

Por Dra. Montserrat Rutllant

En los últimos tiempos, ante el incremento constante de conductas insolidarias, cuando no agresivas, de los jóvenes y del fracaso escolar, se han alzado numerosas voces que nos urgen a replantearnos cómo estamos educando a nuestros hijos o, lo que es lo mismo, cómo preparamos su futuro.

Recogiendo diversas opiniones de expertos en estos temas, se llega a la conclusión que, después de unos años de la aplicación de las spock’s theories, se está volviendo a intentar una educación con más transmisión de valores y responsabilidades, para evitar resultados como los que denunciaba un prestigioso columnista explicando los resultados de la educación actual: “somos una generación obsesionada por la seguridad más que por la educación… Al rey de la casa le hemos montado la república independiente… con ordenadores, playstations y ahora móviles, pero en la que los padres tienen escaso protagonismo. Con el peligro de que un día los hijos bajen a los padres al contenedor junto con otros juguetes antiguos, si advierten que ya no les sirven para nada”.

Huyendo de la ley del péndulo a la que muchas veces nos sentimos abocados, sí que conviene redescubrir las voces que, en los últimos setenta años nos han intentado ayudar a reorientar el camino.

Así, Folch i Camarasa afirmaba en los años 60: “Hoy en día no hay ningún profesional de la salud que dude de la íntima relación que existe entre la vida emocional y la evolución de la persona en general. Existe una íntima correlación entre el desarrollo afectivo y la evolución intelectual. El niño evoluciona esencialmente alrededor de un eje emocional , y el hecho más importante para que consiga una correcta maduración es que, desde muy pequeño, aprenda a tener afecto a sus padres y a otras personas”.

Leer más

Juguetes, juegos y padres

Por Sara Pérez-Tomé


A estas alturas de las fiestas, todavía nos queda aún superar la última  gran batalla contra el consumismo y en favor de la educación y la futura felicidad de nuestros hijos.

Esta batalla se llama:

LA  NOCHE DE REYES MAGOS

Como todos sabemos, los padres somos los representantes de los Reyes Magos aquí en la tierra, y por ese mismo motivo los padres debemos tener muy claro que ser  los Reyes  Magos, no debe ser sinónimo utilizar riquezas y sobreabundancia material.

No nos engañemos, esta fiesta está montada por y para el consumo de los adultos  que con el pretexto de  las ilusiones de  niños y mayores, nos gastamos hasta lo que a veces ni tenemos.

Para arrancar la sonrisa o la felicidad de una cara, ante un regalo, no es necesario dar muchas cosas sino

“ATINAR en lo que debe recibir cada persona segun su edad y condición”

1. ¿Sabemos de verdad los padres lo que debe recibir cada uno de nuestros hijos en estas fechas?

2. ¿Lo que regalamos, nos hace mas ilusión a nosotros que a nuestros destinatarios?

3. ¿Cuando compramos, estamos sopesando y reflexionando sobre el verdadero mensaje subliminal que tiene cada juguete/juego o lo vamos a adquirir porque esta de moda o nos lo piden ?

4. ¿Que es mas importante regalar juguetes/ juegos o tiempo para ser padres?

Leer más

“Padres fuertes, hijas felices” experiencias de una consejera familiar

  • “Les digo un secreto: las hijas hasta presumen de que sus padres les marcan límites”
  • Ellas son distintas de los hijos; necesitan saber que  papá está cerca y al  pendiente
  • Señoras, no le roben al marido el espacio que le corresponde en la familia

A los 18 años Ainsley se marchó de casa para estudiar en una prestigiosa universidad americana. Durante el primer curso todo marchó sobre ruedas: hizo muchas amigas y sacó buenas calificaciones. Pero luego la cosa se torció. Empezó a  beber demasiado, dejó de asistir a clase y al final fue expulsada de la universidad.

Al regresar a casa, su madre se mostró inflexible. “Te has comportado estúpidamente, le dijo. Has arrojado tu futuro por la ventana. Has avergonzado a tu familia”. En mitad de la bronca, su padre se acercó a Aisnley y le dijo al oído: “¿Te encuentras bien, hija?. Ella se echó a llorar”.

“No se puede imaginar cómo me afectó aquello, le explica Ainsley a la doctora Meg Meeker. Eso pasó hace treinta años, pero el amor que siento por mi padre en este momento es algo tan fresco y tan reciente como lo fue entonces… supe que era a mí y no a los logros que pudiera alcanzar a quien realmente amaba”.

Leer más

¡No hay suficientes padres “malos”!

Por Oswaldo Pulgar Pérez

Uno de los grandes retos de la educación en la familia es la comunicación con los hijos: hablar de lo que a ellos le interesa, dar ejemplo y no tener miedo a influir positivamente en sus vidas. Esto, no es fácil, pero sí necesario. Para eso, hay que entender bien la libertad.

A veces pensamos que ser libre es poder escoger entre varias opciones y eso no es del todo cierto. Más importante es ser dueños de nosotros mismos y orientarnos hacia lo bueno porque nos da la gana.

¿Qué beneficio nos reporta escoger el mal? Ninguno. Eso no puede llamarse libertad. Por eso, es clave formar a los hijos para que sepan invertir su libertad. Es más cómodo decidir por ellos, pero entonces no los estaremos formando.

Se educa más con lo que los hijos ven y experimentan en el hogar -un ambiente de alegría, de cariño y de confianza-, que con muchos sermones. Por eso, más que informar, hay que contagiar el amor a la verdad, que es la clave de la auténtica libertad.

Quizá alguna vez debamos acudir a premios y castigos, pero sobre todo hay que hablar de la bondad o maldad de los actos y del tipo de vida que configuran. Así, los hijos descubrirán el vínculo indisoluble entre libertad y responsabilidad.

Hay que sacar tiempo para estar juntos, escucharles a solas a cada uno, adelantarse para hablar de los temas centrales de la existencia: el origen de la vida, las crisis de la adolescencia, el noviazgo y el matrimonio. Sería una educación muy pobre la que se limitara a dar información, cuando lo que más necesitan son criterios de conducta.

Leer más

Ser Padres “muy cool”

Por Sara Perez Tomé

Según Wikipedia, en español el adjetivo “cool”, puede entenderse como  algo o alguien excelente, genial y principalmente tiene también el significado de:

“estar en la onda del momento”.

Muchos padres cuando sus hijos crecen y empiezan a ser pre-adolescentes, quieren conseguir de  ellos que  les identifiquen como unos “padres muy cool”.

Esto siempre será estupendo, mientras no atravesemos la línea roja de la distancia que debe existir siempre entre unos padres y sus hijos. Porque una vez  atravesada la línea, descubres que los hijos se han convertido en “los patrones” y los padres han pasado a ser “los marineros”.

-Y todos sabemos que donde hay “patrón” no manda “marinero”-

Los padres y solo ellos, son los que  deben saber quien maneja la barca de su familia, con independencia, de la situación familiar, profesional, económica, emocional y afectiva de  cada momento.

Si dejas que tus hijos sean los patrones del barco de tu familia, has dejado a tus hijos sin el capitán  que ellos esperan y necesitan tener.

Ser un “padre cool”, hoy en día,  es “estar en la onda”,  pero ello  te marca un ritmo y una distancia que debemos vigilar permanentemente.

Ser un “padre cool o guay “ es ser un padre “políticamente correcto con la sociedad”.

Leer más