Entradas

7 recomendaciones para el chat escolar de padres

Este post de Empantallados con infografía incluida nos parece perfecto aunque ya han empezado las clases. Lo compartimos porque nos parece importante repetir ideas útiles para que los chats del cole se conviertan en una herramienta efectiva.

Captura de pantalla 2018-10-30 a las 12.57.50

Con la vuelta al cole ¡han regresado los chats escolares! Padres y madres volvemos a la carga con noticias, preguntas, ideas, invitaciones, deberes, felicitaciones, fotos, recordatorios…El iconito de Whatsapp cambia constantemente de cifra y ya no sabes lo que has leído, lo que has contestado y si te estás perdiendo algo importante.

¡No te preocupes! Es el momento de poner en práctica algunas normas de comportamiento en Whatsapp.  Si todos nos ponemos a una, el intercambio de mensajes se ceñirá a lo verdaderamente imprescindible y relevante. En Empantallados queremos ponértelo fácil, por eso hemos preparado esta infografía con siete recomendaciones para que el Whatsapp de la clase no se vaya de madre.

Feliz vuelta al chat escolar…y en este caso, sí… ¡Comparte con la clase!

Ni whatsapp, ni otros usuarios, podrán acceder ya al contenido de tus mensajes

Todos los que estamos actualizando los móviles nos hemos dado cuenta de que whatsapp finalmente ha conseguido cifrar nuestros mensajes. Desde kids and teens online nos explican el alcance de esta mejora.

informacion

Uno de los problemas que siempre han suscitado más críticas con respecto al servicio que ofrece Whatsapp, ha sido la vulnerabilidad de las conversaciones que se establecían entre sus usuarios, y también la posibilidad de que dicha empresa accediera a los contenidos de nuestros mensajes o almacenara nuestras fotografías y vídeos. Pues bien, desde ayer por la tarde (5 de abril de 2016) Whatsapp ha comenzado a difundir el siguiente mensaje que muchos ya habrán recibido en sus móviles: «Los mensajes enviados a este grupo ahora están seguros con cifrado de extremo a extremo. Pulsa para más información».

Así es: desde ahora, ni nuestras conversaciones ni las imágenes o vídeos que intercambiemos por Whatsapp podrán ser interceptados por terceros, ni por la propia compañía. Sólo es necesario que los usuarios que participan en una conversación o en un grupo, tengan actualizada la última versión de Whatsapp: 2.12.556 en caso de Android y 2.16.1 en iOS.

Con este sistema de cifrado «end to end», el principal sistema de mensajería instantánea del mundo, con cerca de 1.000 millones de usuarios, supera con creces su asignatura pendiente. Enhorabuena. En un principio parecía que el cifrado sólo iba a estar disponible para usuarios de Android, y que tampoco iba a ser posible en los grupos, pero estas dificultades o límites que parecían existir en un principio fueron superados el año pasado, y ahora incluso las fotos, vídeos y documentos viajarán ya cifrados. Las llamadas realizadas a través de su aplicación son también cifradas.

Esto está sucediendo de manera automática, en cuanto el usuario tiene la última actualización instalada. Es decir: no es necesario hacer nada, ni solicitarlo ni modificar la configuración.

Si quiere comprobar que sus conversaciones con una persona determinada, o en un grupo concreto, están siendo ya cifradas solo debe pinchar en «Información del grupo» o «Información del contacto» y observar qué pone en «Cifrado». Si el candado está cerrado es que el chat ya está blindado, y si está abierto es que el chat no es aún seguro. Pinchando sobre el mensaje que aparece, le dirá qué usuarios del grupo no tienen aun actualizada la última versión de Whatsapp. Esa es la razón por la que las conversaciones e imágenes no podrán ser cifradas. Usted no tiene más que pedirles que actualicen su aplicación y ¡ya está!

Información de Whatsapp: https://www.whatsapp.com/security/?l=es

Compórtate, Esto es un grupo de WhatsApp

Unos consejos básicos pero imprescindibles se nos ofrecen desde Padres en la Red.  Los grupos de WhatsApp proliferan y son buenas unas recomendaciones que nos ayuden a gestionar la utilidad y la interferencia que pueden producir.

¿En cuántos grupos de wassapp estás? ¿Sabes cuántos grupos se crean al día?

 

Este artículo intenta hacer la vida un poco más fácil a los miembros de los grupos de wassapp. Se trata de una serie de ‘ideas’ para el buen uso del grupo.

https://youtu.be/E7vqRJVnR8g

 

Normas de comportamiento para los grupos de wassapp:                                                whatsapp

  1. Se breve en los mensajes (tus dedos te lo agradecerán y los miembros del grupo también)
  2. Si no se pide confirmación, nunca se deben confirmar los mensaje con ok, vale, bueno, no puedo, …
  3. No publiques a partir de una cierta hora, hay gente que tiene muy mal despertar
  4. Quita el wasapito, o sea silencia el grupo, pero no lo digas (quedas muy triste)
  5. Si has metido la pata, rectificar es de santos. Y rectificar al amigo, de héroes. HAZLO
  6. No pienses que un mensaje al grupo implica que lo van a leer todos. Si quieres saber si lo han leído pide confirmación
  7. A todo el mundo no le gusta el café. Ni tu equipo de fútbol. Ni tu partido político
  8. Si descubres más de 100 mensajes sin leer, … olvídalos … has llegado tarde
  9. Las conversaciones entre 2 en un grupo deben de hacerse fuera del grupo
  10. Recuerda que si escribes en MAYÚSCULAS estás GRITANDO
  11. No es obligatorio escribir y expresar la opinión siempre, ni tampoco escribir todos los días
  12. Si no escribes en un tiempo no te van a tirar del grupo, lo siento
  13. No entres en polémicas con nadie del grupo o te llamarán Troll
  14. No escribas lo que no dirías a la cara
  15. Cuidado con la crítica a terceros (Ej.: La profesora de clase no se entera !!!)
  16. No te creas ni difundas rumores (en internet se llaman Hoax) Ej.: Van a tirar de wassapp a los que comenten faltas de ortografía
  17. Si es el cumple de un amigo (de los de antes, no del facebook), … mejor llámalo por teléfono
  18. Cuida la ortografía y la gramática
  19. No utilices expresiones vulgares, soeces y ordinarias. Dan una pobre imagen de ti
  20. No seas la agenda de tus hijos
  21. Dirígete a los demás con respeto. Si hay algo que te molesta, trata de reaccionar de manera calmada
  22. Expresar tu opinión en forma de burla sobre otras personas puede llegar a vulnerar sus derechos e ir contra la Ley
  23. No difundas imágenes personales de manera desmedida
  24. Esa foto comprometida de otra persona puede ser una falta de respeto a su intimidad
  25. Cuando se acabe el evento que hizo que se crease el grupo, date de baja, pronto se creará un nuevo grupo

Whatsapp, escuela de Community managers

Cada vez más las nuevas aplicaciones móviles se están integrando en la educación. Es por ello que este post de El caparazón explica como Whatsapp se ha convertido en una herramienta muy útil en educación.

 

whatsapp

 

Como profesora tengo entre mis tareas fundamentales que se me escuche (complicado) y que se entienda lo que digo.  Así, descubría hace poco, formando en Comunidades digitales, algo nuevo y creo que muy útil para todos/as los/as que nos dedicamos a eso de la dinamización de comunidades, reales o virtuales, páginas de Fb, perfiles de Twitter, etc.

 

 

Se trata de la utilidad de la que podríamos denominar “metáfora Whatsapp”, inspirada por una herramienta que ha convertido, desde su aparición, a cualquiera de sus usuarios, en aprendiz de Community manager.  ¿Llega alguien nuevo al grupo y queremos integrarle? Allí estamos utilizando técnicas típicas en dinámicas de grupos, mediación, relaciones públicas, etc, buscando intereses comunes del recién llegado con el grupo ya existente o algunos de sus miembros. En Whatsapp también existen los “lurkers”, esos seres que pueblan internet ojeando soluciones, observando, monitorizando las respuestas de otros, sin atreverse o querer aportar nada a la comunidad. Evidentemente también ha gente que parece estar pero no está, que se mantiene en la comunidad porque se siente comprometida con su causa o gente, pero la silenció pronto ante la avalancha de mensajes que no tiene necesidad o ganas de leer.

Funcionan tanto en Whatsapp como en otros tipos de comunidad virtual la diversidad y la novedad, eso que siempre cuento en grupos creativos o de trabajo colaborativo de que la convivencia durante demasiado tiempo mina la eficiencia y las soluciones creativas del grupo. Los seres humanos queremos, por encima de casi todas las cosas, seducir (intelectual, estéticamente) a nuestros congéneres, siempre hasta el momento en que ya lo hemos logrado y ya no es necesario seguir dando lo mejor de uno mismo a los ya conocidos.

También aparece la figura del “itinerante” (gracias a mis alumnos de bibliotecas de la diputación de Barcelona por inspirarme el término), el personaje que forma parte de 24 grupos y que, aunque no tienen demasiado tiempo para implicarse demasiado en ninguno de ellos,  va trasladando de uno a otro ideas, bromas, reflexiones de valor. O la de mediador, esa figura que, perfectamente integrada en el grupo por su escasa conflictividad, se encarga de vez en cuando de salvar a los demás en situaciones de conflicto.

En fin… imágenes con las que se identifican todos los miembros del grupo, lenguajes compartidos e innumerables elementos más completan la nueva situación de interiorización en lo informal de muchas de las bases de la dinamización de comunidades.

Como profesora observo el efecto de esta “educación whatsapp” en las aulas. Cuanto más jóvenes los alumnos, más fácil les resulta el trabajo colaborativo, que ahora incluso se incluye como tema a evaluar en las polémicas pruebas PISA.  Deberemos trabajarlo, modelarlo, extenderlo hacia objetivos de aprendizaje, creatividad y producción de conocimiento, pero parece que como ocurre con tantos otros avances facilitados por las tecnologías del ocio actual, la semilla está sembrada.

 

 

¿Es obligatorio unirse a los grupos de whatsapp de las madres del colegio?

Por Catherine L’Ecuyer

Jerseys perdidos, barbacoas trimestrales, fiestas de cumpleaños, anuncios de nacimientos, avisos de piojos, etc, etc. Respondidos por caras contentas, enhorabuenas, manos aplaudiendo, pulgar arriba, “ok”, “gracias”, “yo tampoco”, “yo también”, “¡¡¡!!!”, etc, etc.
Re-respondidos por “gracias a tí”, “de nada”, “no te preocupes”, “¡¡¡!!!”, pulgar arriba, manos aplaudiendo, caras contentas, etc, etc.  No hay por donde cogerlo, eso es una locura.
Hagamos un escenario de 2 mensajes al día, a cada uno de los cuales 20 de las 30 madres de la clase responden en media, respuestas a las cuales 15 de las 30 madres vuelven a responder para cada una de las dos temática. Son 72 whatsapp/día. Si tienes 3 hijos, son 216 whatsapp/día.

¿Tenemos miedo de perdernos algo esencial? Después de habernos leído 216 whatsapp/día durante 22 días escolares/mes, que son 4752 whatsapp/mes, lo más probable es que el sentido de relevancia de lo que se dice en esas conversaciones se nos haya perdido por completo. Y si no, lo que acabaremos perdiendo son unas 13 horas al mes (asumiendo que cada whatsapp absorbe 10 segundos de nuestros tiempo, eso es muy conservador, considerando el tiempo que debemos emplear a re-enfocar al atención en la tarea que estábamos desarrollando antes de leer el whatsapp).
¿Qué podemos hacer con 13 horas al mes? Imagínate, ¡13 horas al mes! ¡Todo un lujo! La elección es nuestra. Ahora tenemos los datos para responder a la pregunta: “¿Es obligatorio unirse a los grupos de whatsapp de las madres del colegio?”


¡Os deseo una buena vuelta al cole!


foto: http://clubdemalasmadres.com/la-vuelta-al-colegio-sin-morir-en-el-intento/